Voluntarios recordaron su legado de lucha realizando buenas acciones

 19 julio, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 12

Johannesburgo. AFP. Nelson Mandela cumplió ayer 95 años en un hospital de Pretoria, donde está internado desde hace casi un mes y medio, mientras la Presidencia sudafricana asegura que el estado de salud del héroe de la lucha antiapartheid “mejora de forma constante”.

“Cuando fui a visitarlo hoy (ayer), lo vi bastante estable, le pude desear un feliz cumpleaños y sonrió”, manifestó el presidente Jacob Zuma.

Zindzi, una de las hijas del Nobel de la Paz , afirmó el miércoles, a la cadena de televisión Sky News, que su padre “está haciendo progresos notables” y espera que pueda salir “pronto” del centro médico.

En su honor. Frente a la clínica privada del Mediclinic Heart Hospital, donde sus compatriotas se reúnen desde hace varias semanas a la espera de noticias, una multitud más numerosa que de costumbre se congregó para bailar y cantar en honor a Madiba.

Por otro lado, numerosas acciones caritativas o simbólicas se llevaron a cabo para celebrar el 18 de julio, que las Naciones Unidas estableció como el Día de Mandela, durante el cual cada ciudadano del mundo estaba llamado a dedicar simbólicamente 67 minutos al servicio de los demás, en homenaje a los 67 años de lucha por los derechos humanos de Madiba, como se le llama cariñosamente en su país.

Las felicitaciones al expresidente de Sudáfrica (1994-1999) no se hicieron esperar.

“Feliz cumpleaños a Nelson Mandela, un hombre extraordinario”, escribió en Twitter el arzobispo Desmond Tutu, también conocido por resistir al apartheid , el régimen racista abolido en 1994 con las primeras elecciones universales.

“Su legado de valentía, perseverancia y magnanimidad continuará inspirándonos”, resaltó el último presidente blanco del país, Frederik de Klerk.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, subrayó el “ejemplo de valentía, amabilidad y humildad” de Mandela.

Actualmente, Mandela reconoce a sus visitantes y parece capaz de comunicarse. “Está respondiendo con los ojos y asintiendo con la cabeza”, aseguró su hija Zindzi.

El viernes anterior, Graça Machel, esposa de Nelson Mandela desde 1998, expresó estar menos preocupada que en las semanas anteriores. Mandela se casó con Machel en terceras nupcias el día en que el expresidente cumplía 80 años y la pareja cumplió ayer 15 años de matrimonio.

El jueves, grupos de voluntarios pintaron escuelas y limpiaron calles. Mientras, el presidente Zuma, en nombre de la reconciliación entre las etnias que Mandela siempre buscó, entregó casas de interés social a personas pobres, entre ellas familias blancas.