Cifra de palestinos muertos desde el inicio de la intervención israelí se acerca ya a los 2.000, la mayoría civiles y 448 de ellos niños

 9 agosto, 2014

El Cairo (EFE).

La delegación de facciones palestinas en El Cairo considera que sus demandas son claras e irrenunciables, aunque no tendría problema en dialogar directamente con Israel, aseguró este sábado el dirigente de Al Fatah, Azam al Ahmed, que encabeza el grupo.

En declaraciones a la prensa, Al Ahmed expresó su esperanza en que las próximas horas serán decisivas, aunque hizo hincapié en que las reivindicaciones palestinas son "claras e irrenunciables".

Al Ahmed se encuentra en El Cairo desde hace una semana y lamentó que en todo ese tiempo aún no haya escuchado la opinión de Israel sobre ninguna de las demandas palestinas, recibiendo toda la información a través de los medios de comunicación.

Los palestinos redactaron un documento, posteriormente entregado por los mediadores egipcios a Tel Aviv, en el que exigían a Israel un alto el fuego, la liberación de presos, el desbloqueo de Gaza, y la apertura de un puerto y un aeropuerto en la franja, entre otras cuestiones.

Estas peticiones fueron rechazadas por Tel Aviv, lo que provocó que el movimiento palestino Hamas reanudase los ataques contra Israel, y este retomase la ofensiva sobre Gaza.

Acerca de la posibilidad de hablar directamente con Israel, Al Ahmed aseguró que la delegación no tiene ningún impedimento en hacerlo si Tel Aviv accede a ello.

Familias palestinas salen de sus hogares en el barrio de Shejaiya, en la ciudad de Gaza, ante el temor de ataques israelíes. | AFP
Familias palestinas salen de sus hogares en el barrio de Shejaiya, en la ciudad de Gaza, ante el temor de ataques israelíes. | AFP

Destacó que él habla en nombre de toda la delegación, independientemente de la facción palestina a la que pertenezca cada uno de sus miembros porque el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas, se encargó de unificar al grupo.

"Como palestinos no queremos una escalada de la violencia, pero es nuestro derecho defendernos", advirtió, para reiterar que seguirán en El Cairo trabajando para poner fin al derramamiento de sangre de las dos partes del conflicto, porque "es la prioridad".

Al Ahmed criticó a la comunidad internacional, a la que calificó de injusta, por no preocuparse por los ataques contra civiles palestinos y solo condenar las agresiones a los israelíes.

La violencia en la zona sigue al final el viernes de tres días de tregua respetada estrictamente por las partes y lograda tras varios intentos infructuosos con la mediación de Egipto.

Israel insiste en no negociar mientras continúen las agresiones procedentes de Gaza, y la delegación israelí que participaba en los contactos abandonó el viernes El Cairo y de momento, no tiene previsto regresar, según medios israelíes.

La cifra de palestinos muertos desde el inicio de la intervención israelí se acerca ya a los 2.000, la mayoría civiles y 448 de ellos niños, mientras que las víctimas israelíes ascienden a 67 fallecidos y medio millar de heridos.