15 noviembre, 2015

Viena AFP Los jefes diplomáticos de 17 países, liderados por Estados Unidos y Rusia, fijaron este sábado en Viena, Austria, un calendario concreto para la transición política en Siria , aunque no se pusieron de acuerdo sobre el futuro del actual presidente de esa nación, Bashar al-Asad.

Los esfuerzos para buscar una salida diplomática al conflicto sirio nunca había dado lugar a una ruta tan precisa.

Los negociadores acordaron organizar un encuentro entre el régimen de Damasco y su oposición antes del 1°. de enero del 2016, la formación de un gobierno de transición en los próximos seis meses y la organización de elecciones en 18 meses.

“La reunión estuvo marcada por los atentados sangrientos en París el viernes ”, explicó el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Walter Steinmeier.

Según el jerarca alemán, la tragedia aumentó la determinación para avanzar la ronda de negociaciones, la segunda que se oficia en los últimos 15 días .

En un comunicado común, los representantes de los 17 países y tres organizaciones internacionales, reunidos en la capital austriaca, dejaron a un lado las cuestiones más espinosas e insistieron en los puntos de acuerdo.

Las grandes potencias, entre ellas Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea, los países árabes e Irán, respaldaron un alto el fuego y un proceso dirigido por los sirios para la redacción de una nueva Constitución política.

“Seguimos divergiendo sobre lo que pasará con al-Asad”, aseguró el secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

John Kerry (izq.), el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el vocero de la ONU, Staffan de Mistura, anunciaron ayer el acuerdo. | EFE
John Kerry (izq.), el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y el vocero de la ONU, Staffan de Mistura, anunciaron ayer el acuerdo. | EFE

Sin embargo, en la mesa diplomática hubo consenso sobre “la necesidad de coordinar la lucha internacional contra el terrorismo”, según las palabras del ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius.