13 septiembre, 2016

Pekín

Una china de 28 años, a quien la seguridad social le había retirado la ayuda tiempo atrás, mató a hachazos a sus cuatro hijos y luego se suicidó, revelaron las autoridades locales este martes.

Yang Gailan mató a sus cuatro hijos, con edades entre los 3 y 6 años, el 26 de agosto pasado en la aldea de Agushan, en la pobre provincia del Gansu (noroeste), para luego suicidarse ingeriendo el contenido de un frasco de pesticida, detalló la Policía.

El homicidio ocurrió en la provincia de Gansu, en China.
El homicidio ocurrió en la provincia de Gansu, en China.

El padre de familia, un agricultor de 31 años, por su parte, también se suicidó el 4 de setiembre, después de enterrar a su mujer e hijos.

Las autoridades del condado informaron de que abrieron una investigación sobre este drama, precisando que la ayuda social a esta familia le fue suprimida en el 2014, después que su hogar recibiera anualmente unos 700 euros (unos ¢435.000), más del doble de lo que se considera el umbral de pobreza.

Según el diario Global Times, el drama afectó aún más a la opinión pública puesto que, según allegados a la familia, la ayuda social le fue suprimida por no haber accedido a sobornar a los responsables locales.

Unos 70 millones de chinos vivían por debajo del umbral de la pobreza, estimado en 2.300 yuanes anuales en las zonas rurales en el 2014, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

Etiquetado como: