Aspirante socialista conseguía la tercera intención de voto, de acuerdo con sondeos

 14 agosto, 2014

Santos, Brasil. AFP. El candidato socialista a la Presidencia de Brasil, Eduardo Campos, murió ayer a los 49 años en un accidente aéreo en Santos (sureste), en una tragedia que altera el escenario político para los comicios de octubre.

Campos, tercero en las encuestas para las elecciones del 5 de octubre y compañero de fórmula de la ecologista Marina Silva, viajaba en un jet ejecutivo Cessna 560XL que trasladaba a siete personas y cayó sobre un gimnasio y viviendas de la ciudad portuaria de Santos, a 75 kilómetros de São Paulo. No hubo supervivientes.

Con una extensa trayectoria política como exgobernador de Pernambuco, ministro y diputado, el presidenciable socialista proponía una tercera vía al Partido de los Trabajadores (PT, en el poder) y al Partido de la Socialdemocracia (PSDB, oposición), que gobiernan el país desde hace dos décadas.

Bomberos trabajan en el lugar donde se estrelló el avión ejecutivo en el cual viajaba el candidato presidencial Eduardo Campos. La nave cayó en un área residencial en la ciudad portuaria de Santos. | AP
Bomberos trabajan en el lugar donde se estrelló el avión ejecutivo en el cual viajaba el candidato presidencial Eduardo Campos. La nave cayó en un área residencial en la ciudad portuaria de Santos. | AP

La muerte inesperada de Campos deja en jaque al Partido Socialista de Brasil y puede afectar el resultado de las elecciones.

En teoría, Marina Silva podría asumir el lugar de Campos si el PSB se lo pide, y hasta ser una rival más importante que él para la presidenta Dilma Rousseff y el opositor Aecio Neves, primera y segundo en las encuestas, respectivamente.

Rousseff decretó luto oficial de tres días y suspendió sus actividades de campaña electoral por el mismo periodo.

“Brasil entero está de luto; perdimos hoy (ayer) a un gran brasileño”, dijo la mandataria.

Campos fue durante años un gran aliado del Gobierno del PT.

Marina Silva confesó, visiblemente emocionada, su “profunda tristeza. Fueron diez meses de intensa convivencia” luchando por “la esperanza de un mundo mejor, más justo”, añadió la conocida ambientalista evangélica, de 56 años.

Inicialmente, Marina Silva, exministra de Medio Ambiente de Lula, quería ser candidata a la Presidencia en las elecciones de octubre. Pero no consiguió inscribir su partido Red Sustentabilidad ante el máximo órgano electoral, y el año pasado decidió por ello acompañar a Campos en el PSB.

En el 2010, Silva ya fue candidata a la Presidencia y obtuvo el tercer lugar, con casi 20% de los votos.

La última encuesta Ibope, difundida el 22 de julio, dio a Rousseff como favorita para la reelección, con un 38%, seguida por su principal rival, Neves, con un 22%. En tercer lugar se ubicaba Campos ( 8%.)

Pero sondeos anteriores mostraron que si Silva fuese la candidata presidencial, y no Campos, pasaría a una segunda vuelta contra Rousseff en lugar de Neves, con un triunfo final para la mandataria.

La Bolsa de São Paulo, la mayor de Latinoamérica, llegó a caer 2% tras la noticia del accidente a raíz de la incertidumbre del mercado sobre el panorama electoral.