Un menor de 12 años y un hombre, de 40 años, perdieron la vida en choques entre islamistas y opositores a presidente depuesto Mohamed Mursi

 14 febrero, 2014

El Cairo

Al menos un adulto y un niño murieron este viernes en enfrentamientos entre la Policía y manifestantes seguidores del depuesto presidente islamista Mohamed Mursi al noreste y sur de El Cairo, informaron fuentes de seguridad y de los Hermanos Musulmanes.

El menor, de 12 años, pereció por error alcanzado por un disparo cuando observaba desde su balcón una marcha de los islamistas en la localidad de Samalot, en la provincia de Minia.

La versión de las fuentes es contradictoria ya que las oficiales apuntan a que los disparos fueron efectuados por los manifestantes islamistas, mientras que el portavoz de la cofradía consultado por Efe acusó a la Policía de los mismos.

La otra víctima mortal, un hombre de 40 años, perdió la vida en choques entre islamistas y opositores a Mursi en una aldea de la provincia de Damieta, en el delta del Nilo.

El portavoz de la cofradía, que pidió el anonimato, destacó que hubo marchas en la mayoría de las provincias de Egipto para conmemorar los seis meses de la ofensiva policial que desmanteló las acampadas islamistas de las plazas cairotas de Rabea Al Adauiya y Al Nahda, el 14 de agosto pasado, cuando murieron cientos de seguidores de Mursi.

También se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes y fuerzas antidisturbios en el barrio cairota de Madinat Nasr y la ciudad portuaria de Alejandría, donde los participantes en las marchas usaron fuegos artificiales para impedir que la Policía les disparara, según el portavoz.

La Policía dispersó varias de las marchas por la fuerza y efectuó detenciones. Aunque todavía no se conoce una cifra exacta, por lo menos doce miembros de los Hermanos Musulmanes fueron arrestados en la provincia de Al Garbiya, al noroeste de El Cairo.

Ante las protestas, el Ministerio del Interior intensificó el despliegue de fuerzas del orden, principalmente en los alrededores de la cairota plaza Tahrir, que fue epicentro de la revolución que derrocó a Hosni Mubarak en 2011 y de las protestas contra Mursi del pasado junio.

Las manifestaciones se enmarcan en la convocatoria de la Alianza de Defensa de la Legitimidad -que agrupa a las fuerzas que apoyan a Mursi- para llevar a cabo una semana de protestas en recuerdo de los sucesos en Rabea al Adauiya y Al Nahda.

En un comunicado, esa coalición pidió " a todos los egipcios unirse a una semana de resistencia no violenta para derrotar el golpe de Estado bajo el lema Rabea, icono de la revolución " .

Etiquetado como: