La agencia oficial siria Sana señaló que una “explosión terrorista” junto a un puesto de control militar entre Yaramana y la cercana población de Mleha causó un número indeterminado de víctimas.

 19 octubre, 2013
 Daños causados tras el bombardeo de Israel ayer en al-Dimas, cerca de Damasco. El ataque iba dirigido a destruir armas para Hezbolá. | AFP/ SANA.
Daños causados tras el bombardeo de Israel ayer en al-Dimas, cerca de Damasco. El ataque iba dirigido a destruir armas para Hezbolá. | AFP/ SANA.

Al menos 16 soldados y 15 rebeldes sirios murieron hoy por la explosión de un coche bomba y posteriores enfrentamientos en la localidad mayoritariamente cristiana y drusa de Yaramana, en las afueras de Damasco, según una ONG siria.

La agencia oficial siria Sana señaló que una “explosión terrorista” junto a un puesto de control militar entre Yaramana y la cercana población de Mleha causó un número indeterminado de víctimas.

Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) cifró en 16 el número de efectivos progubernamentales que perdieron la vida en el atentado y en los combates que se desataron a continuación.

De acuerdo con esta organización, que cuenta con una red de activistas, un suicida del Frente al Nusra, vinculado con Al Qaeda, hizo explotar el vehículo en el puesto de control establecido junto al laboratorio farmacéutico Tameco en este suburbio al sureste de Damasco.

Tras el atentado, se reanudaron los combates entre tropas gubernamentales, que fueron atacadas con proyectiles de mortero, y rebeldes islamistas, quince de los cuales perdieron la vida.

La organización también informó de que las fuerzas del régimen prosiguieron hoy los bombardeos sobre las localidades de Zabadani y Muadamiya al Sham, donde los rebeldes acusan al régimen de haber utilizado armas químicas.

Etiquetado como: