El virólogo Sheik Umar Khan es considerado un héroe nacional por su batalla contra el peor brote de ébola desde que hay registros

Por: Alexandra Araya M. 30 julio, 2014
El médico Sheik Umar Khan, quien estuvo en el frente de la batalla contra el brote de ébola en Sierra Leona murió a causa de complicaciones relacionadas con la misma enfermedad.
El médico Sheik Umar Khan, quien estuvo en el frente de la batalla contra el brote de ébola en Sierra Leona murió a causa de complicaciones relacionadas con la misma enfermedad.

Sheik Umar Khan, el principal médico a cargo de la lucha contra el brote del ébola en Sierra Leona falleció este miércoles a causa del mismo virus que él mismo trataba de controlar , informaron las autoridades.

Según el máximo responsable de los servicios médicos en el país africano, Brima Kargbo, el doctor Khan, de 39 años, falleció en una clínica de Médicos Sin Fronteras al norte del país, donde se encontraba en aislamiento desde que contrajo la infección por el virus del ébola, detalló en su página de Internet el diario español El Mundo.

"Es una pérdida irreparable, era el único especialista en nuestro país en esta fiebre hemorrágica", manifestó Kargbo.

El virólogo de Sierra Leona que trató a más de 100 víctimas del ébola, fue trasladado hace una semana a un hospital dirigido por la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras.

Khan había sido calificado como un "héroe nacional" por el Ministerio de Salud por sus esfuerzos en la lucha contra el brote que causó la muerte de 206 personas en el país.

No existe cura ni vacuna contra el ébola, que puede causar la muerte de hasta un 90% de los infectados, aunque la tasa de mortalidad del brote actual es de 60%, según cifras oficiales.

En tanto, en Nigeria examina a las 59 personas que estuvieron en contacto con el fallecido y ha prohibido aterrizar en su territorio a la aerolínea en la que viajaba la víctima.

Otro caso similar se presentó en Liberia, donde una misionera estadounidense fue colocada en aislamiento médico, donde recibe tratamiento para curarse del ébola, afirmó su hijo.

Jeremy Writebol, de Wichita, Kansas, dijo el miércoles al programa Today de la cadena NBC que pudo hablar con Nancy Writebol mientras era atendida por la enfermedad.

Agregó que su madre, quien normalmente reside en Carolina del Norte, puede moverse en la casa donde fue aislada y ha podido ingerir numerosos líquidos.

Writebol informó que está preocupado por su padre, David, quien estuvo expuesto al virus antes de que su esposa supiera que estaba contagiada. El hombre dijo que su padre se siente bien y cada seis horas revisa su temperatura para estar al tanto de su estado.

Etiquetado como: