Líder era un histórico comandante y estuvo acusado por las autoridades afganas de la muerte de 80 policías

 16 octubre, 2014

Nueva Delhi

Un avión no tripulado (drone) atacó complejo islamista en el noreste de Pakistán y cobró la vida de 18 insurgentes.
Un avión no tripulado (drone) atacó complejo islamista en el noreste de Pakistán y cobró la vida de 18 insurgentes.

Un importante comandante talibán y 14 insurgentes murieron en un bombardeo con drones estadounidenses en la provincia de Herat, en el oeste de Afganistán, informó hoy a Efe una fuente oficial.

El ataque que acabó con la vida del mulá Abdul Rahman se produjo en el distrito de Oba, dijo el portavoz de Policía de la provincia Dawood Ahmadi.

El portavoz afirmó que se desconoce el número concreto de fallecidos en el bombardeo.

Rahman era un histórico comandante talibán y estuvo acusado por las Autoridades afganas de la muerte de 80 policías y militares del país asiático, de acuerdo con la televisión local Tolo.

Los bombardeos con aviones no tripulados estadounidenses se han incrementado de forma exponencial en los últimos meses en Afganistán y han causado decenas de muertos, la mayoría talibanes, según las autoridades afganas.

El conflicto en el país asiático está en uno de sus momentos más sangrientos desde la invasión de Estados Unidos, que propició la caída del régimen talibán hace trece años.

Las tropas internacionales comenzaron en 2011 a retirarse gradualmente de Afganistán y a transferir por fases las competencias de la seguridad al Ejército y la Policía afganos.

La misión de la OTAN en Afganistán, ISAF, concluirá a finales de este año, pero Estados Unidos ha anunciado que mantendrá a unos 9.800 soldados en el país hasta completar su salida total a finales de 2016.