El expresidente —que ya es procesado por asesinato de manifestantes, espionaje y evasión de prisión— enfrentará un proceso por "espionaje" y "traición" a favor de Catar

 2 febrero, 2015
Desde el verano de 2013, más de 1.400 manifestantes pro Mursi murieron a manos de las fuerzas de seguridad egipcia
Desde el verano de 2013, más de 1.400 manifestantes pro Mursi murieron a manos de las fuerzas de seguridad egipcia

El Cairo

La justicia egipcia anunció este lunes la apertura, el próximo 15 de febrero, de un nuevo proceso, el cuarto, contra el presidente islamista Mohamed Mursi, destituido por el ejército en 2013, acusado de "espionaje" y "traición" a favor de Catar.

Mursi podría ser condenado a la pena de muerte en los otros tres juicios todavía en curso, en los que está acusado de asesinato de manifestantes, espionaje y evasión de prisión.

Los seguidores del primer presidente elegido democráticamente en Egipto son víctimas de una represión implacable y sangrienta por parte del régimen de al-Sisi, que eliminó cualquier oposición política, bien sea islamista, laica o liberal.

En este juicio, en el que también podría ser condenado a muerte, se acusa a Mursi de haber transmitido "documentos clasificados" a Catar y al canal de noticias catarí al-Jazeera cuando era jefe del Estado.

Catar siempre apoyó a los Hermanos Musulmanes de Mursi, que vencieron en todas las elecciones tras la caída de Hosni Mubarak en 2011, antes de ser expulsados y perseguidos. El Gobierno egipcio calificó la cofradía de "organización terrorista" en diciembre de 2013.

Desde el verano de 2013, más de 1.400 manifestantes pro Mursi murieron a manos de las fuerzas de seguridad egipcia, más de 15.000 fueron detenidos y centenares fueron condenados a muerte en juicios masivos y expeditivos.

Etiquetado como: