18 noviembre, 2016
Michel Temer prestó juramento el miércoles en la tarde en el Senado, en Brasilia.
Michel Temer prestó juramento el miércoles en la tarde en el Senado, en Brasilia.

Brasilia

El presidente de Brasil, Michel Temer, aceptó este viernes la dimisión de su ministro de Cultura, Marcelo Calero, quien alegó motivos personales para dejar el cargo.

Calero estuvo seis meses en medio de una polémica gestión y mantuvo roces con la comunidad artística.

"Vengo a solicitar mi dimisión de carácter irrevocable y por razones de orden personal", escribió Calero en su carta de renuncia publicada por el ministerio de Cultura.

La petición fue aceptada por Temer, quien enseguida nombró como sucesor al diputado Roberto Freire, según confirmó a la AFP la asesoría de comunicación de la Presidencia.

Medios brasileños como el diario Folha, de Sao Paulo, apuntaron que la renuncia de Calero podría derivar de sus desavenencias con miembros del gobierno.

En su breve carta, el ya exministro afirmó que deja su cargo "con la tranquilidad de quien hizo todo lo que era posible hacer, frente a los desafíos y limitaciones" que encontró.

Inconvenientes

El primer desafío le llegó sin haber asumido el cargo, el 23 de mayo, cuando la cartera de Cultura quedaba relegada a una secretaría de gobierno.

La decisión desató las protestas de la clase artística brasileña, incluyendo a pesos pesados como Caetano Veloso o Wagner Moura, quienes hicieron a Temer dar marcha atrás poco después.

Calero, entonces secretario del área, fue nombrado ministro de la repuesta cartera, desde donde afrontó varias polémicas.

Una de ellas vino de sus críticas al equipo de la película Aquarius, por haberse manifestado contra el gobierno durante el festival de Cannes.

La crispación siguió aumentando con los recortes aplicados en la cartera y Calero fue abucheado e increpado en varios actos como durante sus intervenciones en los festivales de cine de Gramado y Petrópolis.

Su dimisión es la quinta de un ministro del gobierno de Temer, desde que asumió el cargo de forma interina el 12 de mayo.

En su primer mes de gestión, los titulares de Planificación, Transparencia y Turismo renunciaron al verse salpicados por el escándalo de corrupción en Petrobras.

En setiembre, el gobierno relevó al Abogado general de la Unión, con estatus de ministro, tras discrepancias internas.