25 abril, 2016
Justin Trudeau, primer ministro canadiense, confirmó la muerte de un hombre a manos de militantes islámicos.
Justin Trudeau, primer ministro canadiense, confirmó la muerte de un hombre a manos de militantes islámicos.

Ottawa.

Un canadiense secuestrado por militantes islámicos en Filipinas fue ejecutado, informó este lunes el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

"Me siento ultrajado por la información de que un ciudadano canadiense, John Ridsdel, quien estaba secuestrado en Filipinas desde el 21 de setiembre del 2015, murió a manos de sus captores", dijo Trudeau.

El canadiense agregó que hay gestiones en curso para obtener la liberación de un segundo canadiense que continúa cautivo junto a un noruego en Filipinas.

Trudeau indicó que se trata de Robert Hall, secuestrado con Ridsdel junto a su pareja filipina en el puerto de un complejo hotelero.

Hay "esfuerzos" por su liberación actualmente "en curso", precisó Trudeau.

"Canadá condena sin reservas la brutalidad de sus captores pertenecientes al grupo Abu Sayyaf", agregó el jefe de gobierno canadiense.

Horas antes la Policía filipina anunció el hallazgo de la cabeza decapitada de un extranjero en la isla de Jolo (1.000 km al sur de Manila), horas después de la expiración del ultimátum dado por Abu Sayyaf, que exigía la entrega de 20 millones de euros por la liberación de los tres rehenes.

Además, este lunes, el editor de una revista gay fue asesinado a machetazos en Bangladés.

Etiquetado como: