Fundador del Movimiento de los Nuevos Ciudadanos, red que organizaba concentraciones callejeras o discusiones sobre temas relacionados con la sociedad civil, de la igualdad en la educación a la corrupción de las élites

 25 enero, 2014
Un tribunal de Pekín condenó a Xu Zhiyong a cuatro años de cárcel al encontrarlo culpable de concentración ilegal para perturbar el orden público, indicó el tribunal en su cuenta oficial del microblog Sina Weibo, equivalente chino de Twitter.
Un tribunal de Pekín condenó a Xu Zhiyong a cuatro años de cárcel al encontrarlo culpable de concentración ilegal para perturbar el orden público, indicó el tribunal en su cuenta oficial del microblog Sina Weibo, equivalente chino de Twitter.

Pekín (AFP).

Un eminente militante chino anticorrupción fue condenado a cuatro años de reclusión, indicó la justicia, en un contexto de represión reforzada de las voces disidentes.

Un tribunal de Pekín condenó a Xu Zhiyong a cuatro años de cárcel al encontrarlo culpable de concentración ilegal para perturbar el orden público, indicó el tribunal en su cuenta oficial del microblog Sina Weibo, equivalente chino de Twitter.

El proceso del universitario y abogado de 40 años, que reclamó más transparencia a los dirigentes comunistas, se celebró el miércoles bajo estrecha vigilancia y sin que la prensa extranjera fuera autorizada a entrar en la sala de audiencia.

Fundador del Movimiento de los Nuevos Ciudadanos, red informal de militantes en el punto de mira de las autoridades chinas, Xu podía ser condenado a cinco años de reclusión.

La red organizaba concentraciones callejeras o discusiones sobre temas relacionados con la sociedad civil, de la igualdad en la educación a la corrupción de las élites.

Durante su proceso, Xu Zhiyong guardó silencio porque no quería participar en esta puesta en escena teatral, indicó su abogado Zhang Qingfang.

"Nosotros no somos actores", añadió el defensor.

Infatigable promotor de reformas del sistema jurídico, Xu Zhiyong preconizó una movilización ciudadana contra la corrupción y exigió transparencia sobre el patrimonio de los altos funcionarios.

Xu forma parte de una decena de militantes anticorrupción juzgados estos días por alteración del orden público.

El viernes tuvo lugar el proceso del activista Liu Yuandong, que participó en manifestaciones contra la censura.

Según los abogados de los militantes, estas audiencias están organizadas justo antes de las vacaciones del Año Nuevo lunar para reducir su visibilidad.

Amnistía Internacional denunció el martes la hipocresía de las autoridades chinas que juzgan a estos militantes al tiempo que hablan de transparencia y de lucha contra los sobornos.

El embajador de la Unión Europea en China expresó el viernes su inquietud por el endurecimiento con los defensores de las libertades. Estados Unidos había expresado sus inquietudes tras la detención de Xu en julio de 2013.

Pekín replicó el martes reclamando a los países extranjeros que respeten la no injerencia en los asuntos internos de China.

Etiquetado como: