Israel, que coopera con la evacuación, informó que 800 palestinos residentes en Gaza tienen pasaportes de países como Australia, Reino Unido y Estados Unidos.

 13 julio, 2014
Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, criticó la imagen de familias israelíes en albergues por temor a la seguridad de sus hijos y exigió un cese inmediato de estos ataques indecentes
Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, criticó la imagen de familias israelíes en albergues por temor a la seguridad de sus hijos y exigió un cese inmediato de estos ataques indecentes

Miles de palestinos residentes del norte de la Franja de Gaza huyeron este domingo de sus casas y buscaron refugio en albergues de la ONU, atendiendo a las advertencias de las fuerzas armadas de Israel.

Estas dijeron tener planes de bombardear el área en el sexto día de una ofensiva contra el grupo Hamas; en los ataques israelíes han muerto más de 160 personas.

En las primeras horas del domingo comandos israelíes lanzaron una operación en el norte de Gaza para destruir lo que las fuerzas armadas llamaron un sitio para el lanzamiento de cohetes, hecho en el que cuatro soldados israelíes sufrieron heridas menores.

Más tarde la fuerza aérea israelí dejó caer folletos en los que advertía a los residentes salir de sus casas ante de lo que el vocero militar israelí llamó “una campaña corta y temporal”. En esa zona viven unas 100.000 personas.

El domingo por la noche, las fuerzas militares israelíes dijeron que desde Siria y Líbano se dispararon varios cohetes contra Israel. No hubo daños ni heridos, pero Israel teme que grupos rebeldes a lo largo de su frontera norte puedan tratar de abrir un segundo frente. El ejército israelí dijo que respondió disparando hacia la fuente del ataque.

Los ataques israelíes no parecen ceder, a pesar de llamados internacionales a un cese el fuego y las preocupaciones por el aumento de víctimas civiles en Gaza.

El secretario estadounidense de Estado, John Kerry, habló con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y le manifestó la “buena disposición” de Estados Unidos para ayudar a restaurar la calma, mientras que Egipto, un mediador crucial entre Israel y Hamas, continuaba trabajando en los laterales.

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, pidió un cese el fuego inmediato en un comunicado emitido el domingo por la tarde por la oficina de su vocero.

Entre los esfuerzos diplomáticos, Israel dijo que está avanzando en la preparación para una posible invasión terrestre a Gaza y ha desplegado miles de soldados a lo largo de la frontera en los últimos días.

“No sabemos cuándo terminará la operación”, dijo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a su gabinete el domingo. “Podría demorar mucho tiempo”.

Agregó que el ejército estaba preparado “para todas las posibilidades”.

Diplomáticos extranjeros también continuaron sus esfuerzos para detener el derramamiento de sangre. El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, volará a Israel el lunes y martes para dialogar con palestinos e israelíes. Mientras tanto, la Liga Árabe se reunirá el lunes para discutir la ofensiva israelí.

En la ciudad de Ramalá, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, dijo que llamó al secretario general de Naciones Unidas, Bank Ki-moon, para que brinde “protección internacional” al pueblo palestino.

Etiquetado como: