Otros 17 resultaron heridos en bombardeos lanzados por aviones de la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI)

 4 febrero, 2015
Miembros de los Peshmerga (fuerzas kurdas de Irak) posan frente a una bandera del Estado Islámico (EI) que arrebataron a combatientes del grupo. Los peshmerga recibieron armamento de Francia. | AFP
Miembros de los Peshmerga (fuerzas kurdas de Irak) posan frente a una bandera del Estado Islámico (EI) que arrebataron a combatientes del grupo. Los peshmerga recibieron armamento de Francia. | AFP

Al menos 91 yihadistas murieron hoy y otros 17 resultaron heridos en bombardeos lanzados por aviones de la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la ciudad de Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive.

El dirigente de la Unión Patriótica del Kurdistán Gayath al Saurayi informó a Efe de que los ataques aéreos fueron lanzados contra cuatro importantes posiciones del grupo radical en el oeste de la urbe.

Entre los sitios afectados por los bombardeos se encuentran bases del grupo en la zona de Wadi Akab, Bawabat al Sham y varios lugares en el complejo residencial de Al Haramat.

La fuente explicó que varios de los heridos se encuentran en estado grave y que los bombardeos causaron también la destrucción de nueve vehículos y de varios edificios del grupo terrorista.

Al Saurayi calificó las ofensivas de hoy como “las más violentas” desde el inicio de la campaña militar internacional contra el EI en septiembre pasado.

Por otra parte, varios habitantes de la localidad dijeron a Efe que se vieron columnas de humo y de fuego en varias partes de la ciudad a causa de los bombardeos, mientras las ambulancias se desplazaban de forma intensiva para trasladar a los heridos a los hospitales.

Fuentes médicas de la ciudad, que pidieron el anonimato, informaron a Efe de que los hospitales de la urbe se llenaron de cadáveres y de heridos ante una escasez de medicamentos y equipos médicos.

En las últimas horas, los aviones de la coalición encabezada por Estados Unidos reanudaron sus ofensivas contra este grupo yihadista en la ciudad de Mosul, tras una suspensión de tres días, forzada por el mal tiempo.

Irak vive desde el pasado junio una cruenta lucha contra el EI, que ha proclamado un califato en zonas de ese país y de Siria bajo su control.

La coalición bombardea desde el pasado septiembre posiciones de los extremistas en esos dos países.

Según datos del Gobierno iraquí, más de 15.000 personas murieron y otras 22.000 resultaron heridas a causa de los ataques terroristas y otros actos de violencia en el país durante 2014.

Etiquetado como: