Malestar por cesión de dos islas a Arabia Saudí.

 15 abril, 2016
Cientos de personas participan en una manifestación delante del sindicato de periodistas egipcio en El Cairo (Egipto), este viernes 15 de abril de 2016, en contra de la decisión del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, de ceder a Arabia Saudí dos islas en el mar Rojo.
Cientos de personas participan en una manifestación delante del sindicato de periodistas egipcio en El Cairo (Egipto), este viernes 15 de abril de 2016, en contra de la decisión del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, de ceder a Arabia Saudí dos islas en el mar Rojo.

El Cairo

Al menos 120 personas fueron detenidas el viernes en manifestaciones en todo Egipto en contra de la decisión tomada por el presidente del país, Abdelfatah al Sisi, de ceder a Arabia Saudí dos islas en el mar Rojo, informaron fuentes de seguridad.

Las detenciones fueron efectuadas en nueve provincias egipcias, aunque la mayoría tuvo lugar en El Cairo, donde miles de personas se manifestaron en las protestas más grandes en contra del gobierno de Al Sisi en los últimos meses.

La más multitudinaria tuvo lugar a las puertas del Sindicato de Periodistas egipcios, en el centro de la ciudad, donde se congregó más de un millar de activistas laicos e izquierdistas y miembros de partidos o grupos opositores.

Las fuerzas de seguridad permitieron a los manifestantes permanecer junto al sindicato durante varias horas, cercados por un cordón policial, pero cuando se disponían a disolver la protesta, la policía intervino.

Fuentes de seguridad dijeron que las fuerzas de seguridad emplearon abundante material antidisturbios y detuvieron a varios de los manifestantes en las calles aledañas al Sindicato.

Asimismo, a lo largo del día, la policía disolvió marchas en varios puntos de El Cairo y en la ciudad mediterránea de Alejandría, donde también empleó material antidisturbios para ello.

Las protestas fueron convocadas por ciudadanos y activistas que se movilizaron a través de la red social Facebook y fueron secundados por grupos opositores, como el Movimiento 6 de Abril y los Socialistas Revolucionarios, además de por los Hermanos Musulmanes, actualmente ilegalizados.

Los manifestantes corearon lemas en contra de Al Sisi, que accedió al poder tras el golpe de Estado del 3 de julio de 2013 que derrocó al entonces presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, y pidieron su marcha, además de repetir los lemas de la revolución egipcia de 2011, que acabó con el régimen de Hosni Mubarak luego de 30 años en el poder.

Esta es la primera vez que Al Sisi, quien según los analistas ha hecho del patriotismo su principal baza política, es criticado y atacado por muy diversos y amplios sectores de la sociedad, tras la decisión de "devolver" a Arabia Saudí dos estratégicas islas consideradas egipcias hasta el momento.

Según el Gobierno de Al Sisi, las islas de Tirán y Sanafir solo estaban bajo la tutela de Egipto pero pertenecen a Arabia Saudí, mientras que muchos ciudadanos, políticos y activistas reclaman la plena soberanía sobre ambos territorios.