Protestantes se reunieron cerca de una estación de metro de São Paulo con una pancarta que decía: “Si no tenemos derechos, no habrá Copa”.

 12 junio, 2014

São Paulo

La seguridad se ha reforzado en los estadios donde se jugará el Mundial de Brasil 2014.
La seguridad se ha reforzado en los estadios donde se jugará el Mundial de Brasil 2014.

La policía lanzó este jueves gases lacrimógenos, balas de goma y bombas de estruendo para dispersar manifestantes antiCopa en Sao Paulo, donde en pocas horas se inaugura el Mundial de futbol, constató un periodista de la AFP.

Decenas de manifestantes se reunieron esta mañana cerca de una estación de metro de esta megalópolis, cargando la pancarta que rezaba “Si no tenemos derechos, no habrá Copa”.

Dijeron que su objetivo era acercarse lo más posible al estadio Arena Corinthians, pero la policía los dispersó antes de que la marcha arrancara.

Etiquetado como: