Las labores de búsqueda entraron en su quinta jornada con la ampliación del perímetro de búsqueda al mar de Andamán, centenares de kilómetros al noroeste de la primera zona rastreada.

 12 marzo, 2014
El FBI enviará agentes y expertos técnicos para colaborar en la investigación sobre la desaparición de un avión de Malaysia Airlines que tenía 239 personas a bordo.
El FBI enviará agentes y expertos técnicos para colaborar en la investigación sobre la desaparición de un avión de Malaysia Airlines que tenía 239 personas a bordo.

Malasia extendió este miércoles el perímetro de búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido el sábado con 239 personas a bordo y rechazó críticas de China y Vietnam sobre su gestión de la información.

Las labores de búsqueda entraron en su quinta jornada con la ampliación del perímetro de búsqueda al mar de Andamán, centenares de kilómetros al noroeste de la primera zona rastreada.

Las autoridades ampliaron esta zona en base a datos de radar que indicarían la posibilidad de un cambio de rumbo de la trayectoria de vuelo del avión, prevista en el mar de China Meridional.

"Tenemos que ver todas las posibilidades", justificó el jefe de la aviación civil malasia, Azharuddin Abdul Rahman.

El mar de Andamán limita al sur con la isla indonesia de Sumatra y al este y al norte con Tailandia y Birmania.

El general malasio Rodzali Daud desmintió, por su parte, que un radar detectara el paso de la aeronave por encima del estrecho de Malaca, tal y como apunta un medio de comunicación malasio. Este estrecho se sitúa entre la península malasia, en el lado oeste, y la isla indonesia de Sumatra.

Malasia no presentó sin embargo públicamente los análisis de los radares en los que apoya la hipótesis del cambio de rumbo inesperado del avión, en el que la mayoría de los pasajeros eran chinos.

La búsqueda infructuosa y la comunicación aparentemente confusa de las autoridades malasias alimentan las críticas de los malasios, de China y de los países participantes en las labores de búsqueda.

Vietnam, China, Malasia, Filipinas y Singapur, entre otros países, movilizaron en un primer momento, buques patrulla, aviones y helicópteros para la búsqueda en el mar de China Meridional, donde estos países tienen disputas territoriales.

"Por el momento, hay mucha información, pero es bastante caótica. Nosotros también tenemos dificultades para confirmar si esto es correcto o no", dijo el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Qing Gang, preguntado sobre el posible cambio de rumbo.

Por su parte, Vietnam anunció que suspendía la búsqueda aérea y se limitaba a la marítima, en el mar de China Meridional, hasta obtener aclaraciones sobre el nuevo perímetro.

"Sólo hay confusión, si queréis ver confusión", indicó el ministro malasio de Transportes, Hishamuddin Hussein, respondiendo a preguntas de los periodistas sobre las críticas chinas.

Sin embargo, los rumores y la falta de información concreta hacen que muchos malasios hablen de teorías conspirativas e incluso de encubrimiento de los hechos por parte de las autoridades.

"Pienso que Malaysia Airlines y el gobierno malasio intentan encubrir o ocultar alguna cosa sobre el vuelo MH370", dijo un internauta en su cuenta Twitter. "¿Por qué tanta información sin confirmar?", se preguntó otro usuario de esta red social.

Respecto a los pasajeros a bordo con pasaporte falso, Interpol pudo verificar su identidad y descartó cualquier relación con grupos terroristas, si bien el jefe de la CIA, John Brennan, indicó que "no descartaría" la pista terrorista.

El secretario general de Interpol, Ronald K. Noble, declaró que podría tratarse de "un tráfico de seres humanos".

Los dos hombres, identificados como ciudadanos iraníes, son Puria Nurmohammadi, de 18 años, y Seyed Mohammed Reza Delavar, de 29 años, e habrían intentado emigrar a Europa. Este último, que viajaba con un pasaporte italiano robado, tenía previsto viajar a Suecia para pedir asilo, según la policía sueca.

El vuelo MH370 transportaba a 239 personas, entre ellas, dos menores de edad. Además de chinos, en el Boeing 777-200 viajaban malasios, indonesios, australianos, franceses, estadounidenses, canadienses, rusos y ucranianos.

Etiquetado como: