29 abril, 2016
Maduro durante un evento público en diciembre, cuando la oposición ganó el congreso.
Maduro durante un evento público en diciembre, cuando la oposición ganó el congreso.

Caracas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó este viernes a dirigentes de su partido y aliados políticos chavistas que participen en la verificación oficial de las firmas que recolectó la oposición para activar un referendo revocatorio en su contra.

"He designado a un equipo especial del Congreso de la Patria, del Gran Polo Patriótico y del Partido Socialista Unido, que lo va a coordinar Jorge Rodríguez, para revisar una por una todas las listas de todas las firmas que sean entregadas", dijo Maduro durante una transmisión televisiva.

La oposición recolectó entre el miércoles y el jueves 1,1 millón de firmas para cumplir el primer paso del procedimiento refrendario, casi seis veces la cifra requerida, que era el equivalente al 1% de inscritos en el padrón electoral.

Rodríguez, alcalde de Caracas y expresidente del Poder Electoral venezolano con el chavismo, explicó que participarán en la validación desde el día en que la oposición entregué las firmas para su validación, que se prevé será el próximo lunes ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Maduro mencionó que "hay un reglamento muy claro y que hay que cumplirlo (...) El CNE, con nuestros testigos, estará allí revisando eso y seguramente habrá testigos del lado de la derecha (en alusión a la oposición). Luego el CNE decidirá lo que tenga que decidir" sobre la continuación del proceso.

"Si el CNE decide que continua el proceso, que se haga eso en paz. Si recogen las firmas las recogieron, si no, no las recogieron y punto", agregó el mandatario.

En una segunda instancia, la oposición deberá recoger cerca de cuatro millones de firmas más para que el CNE convoque a la consulta popular.

Para revocar a Maduro, el "sí" debería sacar un voto más de los 7.587.532 con que él fue elegido en el 2013 para un período de seis años, una meta frente a la cual la oposición se muestra segura.

Según la encuesta Venebarómetro, divulgada el jueves, un 60% de los venezolanos están a favor de un referendo revocatorio que saque a Maduro del poder.

El país está sumido en una grave crisis económica con escasez de más de dos tercios de los productos básicos y medicinas, inflación de tres dígitos (180,9% en el 2015), contracción de 5,7% en la economía el año pasado y racionamiento eléctrico de varias horas en casi todo el país.