19 mayo, 2016
Los enfrentamientos en las calles entre los pobladores y la Policía Bolivariana cada vez son más constantes y fuertes.
Los enfrentamientos en las calles entre los pobladores y la Policía Bolivariana cada vez son más constantes y fuertes.

Caracas

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llamó este miércoles "basura" a Luis Almagro, en respuesta a una carta en la que el titular de la OEA le advirtió que se transformaría en un "dictadorzuelo" si impide el referendo revocatorio impulsado por la oposición.

"La basura y traidor del secretario Luis Almagro de la OEA y el jefe del Comando Sur (del ejército de los Estados Unidos) estuvieron tres horas reunidos. Sé lo que hablaron. Tienen una obsesión con Venezuela", dijo Maduro, durante un acto transmitido por la televisora gubernamental.

En una carta abierta en la que renunció al tono diplomático, Almagro le dijo a Maduro que "negar la consulta al pueblo, negarle la posibilidad de decidir, lo transforma en un dictadorzuelo más, como los tantos que ha tenido el continente".

La misiva fue respondida más temprano por la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien tildó a Almagro de "escoria imperial".

"El señor Almagro, cada vez que declara destila su odio contra Venezuela y sus autoridades legítimas. Usted forma parte de la escoria imperial", señaló la ministra de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.

Con la etiqueta "Fuera Almagro", Rodríguez manifestó que al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) no le cabe la "palabra pueblo" en la boca, que por el contrario "solo repite libretos que le dictan sus amos imperiales".

"Usted jamás dará órdenes a Venezuela", aseveró la canciller, quien añadió que ante la "indignidad y falta de coraje, a Almagro solo le queda cobijarse en las botas bélicas de su dueño estadounidense".

El contrapunto se enmarca en una pugna en la que Maduro criticó fuertemente al secretario de la OEA, alegando que éste se encuentra parcializado a favor de la oposición y sus intentos por sacarlo del poder.

El martes, en una rueda de prensa retransmitida por varias embajadas venezolanas, el mandatario socialista llamó "traidor" a Almagro y aseguró conocer "secretos" del diplomático, al que acusó de haber llegado al cargo como parte de un plan fraguado por Estados Unidos para asegurar la defensa de su intereses.