20 octubre

Caracas

El presidente venezolano Nicolás Maduro amenazó este viernes con inhabilitar a los gobernadores electos de la oposición que se nieguen a juramentar ante la Asamblea Constituyente chavista y con convocar nuevas elecciones en sus estados.

"El que quiera ser gobernador tendrá que reconocer la Asamblea Nacional Constituyente, si no, se repetirán elecciones en los estados donde no se reconozca", dijo Maduro durante la posesión de la gobernadora oficialista de Lara, Carmen Meléndez, una militar de alto rango.

El mandatario Nicolás Maduro manifestó que 'el que quiera ser gobernador tendrá que reconocer la Asamblea Nacional Constituyente'.
El mandatario Nicolás Maduro manifestó que 'el que quiera ser gobernador tendrá que reconocer la Asamblea Nacional Constituyente'.

Además, "quedarán inhabilitados los candidatos que, aunque ganaron (en los comicios del pasado domingo), no quisieron respetar la ley ni la Constitución, así de sencillo", añadió.

La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ganó cinco gobernaciones, frente a 23 del oficialismo de izquierda.

La víspera, la Constituyente que rige el país con poderes absolutos dispuso por decreto que los gobernadores electos de la MUD debían jurar ante ese órgano –integrado solo por chavistas–, o de lo contrario no podrían asumir sus cargos.

La ley indica que los mandatarios regionales deben posesionarse ante los concejos legislativos de cada estado, pero el decreto determinó que antes deben comparecer en esa instancia, como lo hicieron los oficialistas el pasado miércoles.

"Hay que enseñar por las buenas o por las malas a la derecha a respetar la ley. Bastante daño hicieron con la violencia guarimbera", expresó Maduro al referirse a las protestas opositoras que dejaron 125 muertos entre abril y julio.

Estados Unidos condenó el jueves al gobierno de Maduro por exigir a los gobernadores subordinarse a la Constituyente, que la oposición y varios países desconocen por considerarla ilegal.

Este viernes, Caracas respondió en un comunicado que Washington "intenta justificar su criminal política de agresión, al pretender obtener por la fuerza lo que sus subordinados locales, quienes hoy piden imponer sanciones contra su propio pueblo y una intervención, no han sido capaces de alcanzar a través del voto popular".

La MUD, que desconoce la victoria del chavismo alegando que el proceso fue "fraudulento", ha manifestado que no cederá al "chantaje" de la Constituyente" y que sus gobernadores sólo se someterán al mandato de la Constitución.

La alianza opositora sostiene que el Consejo Nacional Electoral (CNE) está al servicio de Maduro.