13 mayo, 2016
El líder político fue enviado a Moroto, una ciudad en Karamoja.
El líder político fue enviado a Moroto, una ciudad en Karamoja.

Kampala

El líder opositor ugandés Kizza Besigye fue acusado de traición, este viernes, ante un tribunal en la región de Karamoja, en el noreste del país, donde fue conducido después de su última detención, informaron sus abogados.

Besigye se enfrentó electoralmente al presidente Yoweri Museveni en febrero pasado, y desde entonces ha pasado la mayor parte del tiempo bajo arresto domiciliario.

Su última detención se produjo en la capital, Kampala, el miércoles, cuando escenificó una simbólica ceremonia de juramento presidencial, porque considera que la reelección de Museveni fue fraudulenta.

El líder político fue enviado a Moroto, una ciudad en Karamoja.

"La policía nos informó que Besigye fue presentado ante el tribunal y acusado de traición", explicó el abogado Erias Lukwago a la AFP.

Lukwago dijo que su cliente no tuvo acceso a ayuda legal, y que fue encarcelado preventivamente hasta que empiece su juicio, a partir del 25 de mayo.

"Es absurdo, ninguno de nosotros estuvo ahí para representarlo", dijo.

Traición es un delito castigado con la pena de muerte en Uganda , aunque hace años que no se ha aplicado. Besigye ya fue acusado del mismo cargo en 2005, pero el caso fue finalmente desechado.

Un portavoz policial, Fred Enanga, confirmó sin más detalles la acusación.

Besigye ha sido encarcelado, golpeado y hospitalizado en varias ocasiones, durante su larga oposición de años contra el régimen de Museveni.

El presidente ugandés, de 71 años, fue declarado vencedor en las elecciones de febrero, con el 61% de los votos.

Etiquetado como: