Investigación de la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline y la organización médica no gubernamental británica, Wellcome Trust

 29 agosto, 2014

Londres. AFP. Las pruebas de una futura vacuna para prevenir infecciones por ébola serán aceleradas y la dosis se empezará a administrar en setiembre a voluntarios sanos del Reino Unido, Gambia y Mali, anunció ayer en Londres el consorcio responsable.

Esta vacuna candidata es un proyecto conjunto de la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline y la organización médica no gubernamental británica Wellcome Trust, precisaron en un comunicado.

El anuncio coincide con la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS ) de que el ébola podrá afectar a medio plazo hasta a 20.000 personas , pero que espera detener la progresión de la enfermedad en los próximos tres meses.

Las pruebas para medir la seguridad y eficacia de esta nueva vacuna se llevarán a cabo, entre otros centros, en el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford.

Reacción. Al tiempo que se realizan las pruebas, GlaxoSmithKline fabricará 10.000 dosis para que, si las pruebas tienen éxito, la OMS ponga en marcha de inmediato un plan de vacunación de emergencia en las regiones más afectadas .

Se espera que la primera fase de las pruebas concluyan a finales del 2014.

“Los acontecimientos trágicos en África exigen una respuesta urgente”, dijo el profesor Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford.

Estados Unidos también realizará a inicios de setiembre su primer ensayo clínico de una vacuna experimental contra el virus con un procedimiento acelerado de pruebas, anunciaron ayer los Institutos estadounidenses de salud (NIH, por su sigla en inglés).

En términos generales, el desarrollo de una vacuna es un proceso complejo que puede durar un promedio de 10 años hasta lograr una inmunización segura y eficaz.

En el caso del ébola, por tratarse de una emergencia sanitaria, las autoridades sanitarias valoran procesos más acelerados, sin embargo, la inmunización no podrá ser comercializada hasta cuando, de nuevo, compruebe su eficacia y seguridad para los humanos.