Los alumnos de la escuela de la localidad de Gandaman, que tenían de 4 a 12 años de edad, murieron intoxicados después de haber comido un plato de lentejas, papas y arroz.

 24 julio, 2013
Estudiantes indios reciben tratamiento médico tras sufrir un presunto envenenamiento, en la ciudad de Patna, al norte de la India.
Estudiantes indios reciben tratamiento médico tras sufrir un presunto envenenamiento, en la ciudad de Patna, al norte de la India.

La policía detuvo este miércoles a la directora de la escuela del este de India donde 23 niños murieron intoxicados tras haber ingerido comida con un potente insecticida, anunciaron las fuerzas de seguridad a la AFP.

"La directora se rindió [...] y la detuvimos para interrogarla", dijo Sujeet Kumar, jefe de la policía del distrito de Saran, en el estado de Bihar.

"Tenemos que hablar con ella antes de formular los cargos", dijo Kumar en conversación telefónica con la AFP.

Los alumnos de la escuela de la localidad de Gandaman, que tenían de 4 a 12 años de edad, murieron intoxicados después de haber comido un plato de lentejas, papas y arroz.

Según un informe médico, el aceite de cocina contenía un pesticida organofosforado cinco veces más potente que en una preparación comercial.

La semana pasada, la policía allanó el domicilio de la directora de la escuela, que se encontraba prófuga desde la muerte de los niños.

"Encontramos bolsas de fertilizantes y pesticidas cerca de las bolsas de papas y de arroz", dijo a la AFP un policía.

Etiquetado como: