31 mayo, 2014

Damasco. EFE. Siria celebrará por primera vez en décadas unos comicios presidenciales con más de un candidato, de la mano de una ley electoral que impedirá que se presente una buena parte de los opositores.

Es muy probable que el actual jefe de Estado, Bashar al- Asad, sea reelegido tras presentarse ante los ciudadanos el 3 de junio como garante de la estabilidad frente al “terrorismo” , a la luz de las victorias militares.

Este oftalmólogo, nacido en Damasco en 1965, accedió al poder en el año 2000, después de la muerte de su padre y antecesor en el cargo, Hafez al-Asad .

Un ciudadano sirio residente en Jordania emitió su voto ayer. | EFE
Un ciudadano sirio residente en Jordania emitió su voto ayer. | EFE

Desde que Hafez asumió la Presidencia en 1971, las elecciones en Siria han sido casi referendos con un solo aspirante, en este caso el mandatario de turno, bien Hafez o su hijo Bashar, que ganaban los plebiscitos con porcentajes superiores al 90%.

Tras el estallido de las protestas antigubernamentales en marzo del 2011, al-Asad anunció un conjunto de reformas políticas para aplacar la rebelión.

La Carta Magna, aprobada enel 2012 en un referendo, abrió la puerta al multipartidismo y a más aspirantes presidenciales.

Frente a Bashar al-Asad se miden en esta votación dos candidatos apenas conocidos: el diputado Maher Abdel Hafez Hayar, miembro de la oposición tolerada, y el exministro Hasan Abdalá al-Nuri .