Estadounidense asistió a partido amistoso con otras exestrellas de la NBA

 9 enero, 2014

Seúl y Pionyang. EFE y AP. El enigmático líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, celebró ayer el que se cree fue su cumpleaños 31 con un partido de baloncesto, en el que su “amigo” Dennis Rodman y otras exestrellas de la NBA se midieron con jugadores locales.

El encuentro amistoso, celebrado bajo la mirada del joven dirigente, enfrentó a los veteranos estadounidenses con un combinado de jugadores norcoreanos. Para mantener amistoso el juego, los estadounidenses jugaron contra los norcoreanos en la primera mitad, pero en la segunda se dividieron y formaron equipos mixtos.

Este partido parece haber sido el único evento importante del cumpleaños del joven dirigente, una fecha que, al igual que el año pasado, ha transcurrido con una gran discreción, ya que ni siquiera los medios de comunicación del régimen han hecho alusión a la efeméride.

Corea del Norte, un país que rinde un extremo culto a la personalidad de sus dirigentes, suele festejar por todo lo alto los aniversarios del nacimiento del fallecido dictador Kim Jong-il y del fundador del país, Kim Il-sung, padre y abuelo, respectivamente, del actual líder.

La programación de la KCTV, el único canal del país, no salió ayer diferente de la de cualquier otro día, con series, películas y documentales de alabanza a los líderes de la dinastía Kim.

Este partido es un nuevo hito en la inusual relación de Rodman con Kim, que pocas veces se reúne con extranjeros y que sigue siendo un misterio para gran parte del mundo exterior. Se cree que Kim, quien heredó el poder tras morir su padre a fines del 2011, tiene un poco más de 30 años, pero su edad no ha sido confirmada oficialmente.

Dentro del secretismo que rodeó la celebración, el diario Daily NK reveló que un grupo de unos 30 inversores y autoridades de China fueron invitados al partido.

En esta ocasión, su cumpleaños llega en una etapa marcada por los cambios políticos en el país comunista cuyo origen se remonta a la ejecución a mediados de diciembre de Jang Song-thaek, tío del líder y considerado previamente como el número dos en la escala de poder.

El régimen comunista anunció el 13 de diciembre anterior l a ejecución de Jang , al que acusó de traicionar a Kim y al Partido de los Trabajadores.

Por otra parte, ayer Corea del Norte anunció que celebrará el próximo marzo elecciones para designar a los nuevos diputados de la Asamblea Popular Suprema, principal órgano legislativo del país.

En este gesto de aparente normalidad –las elecciones legislativas norcoreanas se celebran cada cinco años y las últimas fueron en marzo de 2009– algunos analistas surcoreanos ven la posibilidad para Kim Jong-un de llenar los escaños del Parlamento con los políticos más fieles a su persona.