Norte lleva a cabo ejercicios militares; EE. UU. y su vecino hacen los suyos

 1 abril, 2014
Pantalla completa Reproducir
1 de 6

Seúl y otras procedencias. EFE y AFP. La tensión entre las dos Coreas se intensificó ayer después de que los ejércitos de Pionyang y Seúl intercambiaron fuego de artillería sobre las aguas de la frontera del mar Amarillo.

Tras anunciar el inicio de nuevos ejercicios con fuego real al norte del límite marítimo que separa a ambos países, el Ejército Popular norcoreano lanzó unas 500 rondas de artillería, de las que aproximadamente 100 cayeron en el lado del Sur, aseguró el Ministerio de Defensa de Seúl.

Ante esta inusual acción, la Fuerza Naval surcoreana respondió inmediatamente con el lanzamiento de varias decenas de obuses autopropulsados Howitzer K-9 hacia aguas del Norte.

Más tarde el Ejército envió aviones de combate F-15 a la zona ante la posibilidad de nuevos incidentes y se llevó a cabo la evacuación a refugios de los residentes de las islas surcoreanas cercanas a la frontera del mar Amarillo.

La situación generó reacciones inmediatas por parte de Estados Unidos, Rusia y China.

Washington, aliado de Corea del Sur, condenó las acciones “peligrosas y provocadoras” del Norte, y reafirmó su compromiso con la defensa de sus socios de la región.

Moscú, en cambio, responsabilizó a Estados Unidos de causar tensión en la península al participar en ejercicios militares conjuntos con Seúl, al tiempo que condenó las declaraciones norcoreanas sobre la posibilidad de nuevos ensayos de su armamento nuclear.

China, mayor socio del régimen de Pionyang, se mostró “muy preocupado” por la escala de la tensión en la zona e instó a ambas partes a “mantener la calma” y no poner en peligro la estabilidad regional.

Situación en Corea del Norte
Situación en Corea del Norte

Nuevo incidente. El intercambio de artillería en la línea fronteriza fue el primero desde noviembre de 2010, cuando Corea del Norte bombardeó la isla surcoreana de Yeonpyeong , lo que se saldó con cuatro muertos, dos de ellos civiles.

“Unos obuses disparados por Corea del Norte cayeron en nuestro lado (de la frontera) y replicamos abriendo fuego”, declaró un portavoz del Estado Mayor del ejército surcoreano.

Según el Ministerio de Defensa en Seúl, el Norte lanzó 500 obuses en tres horas, un centenar de ellos en aguas surcoreanas.

Los habitantes de las islas surcoreanas de Baengyeong y Yeonpyeong recibieron la consigna de ponerse a cubierto, precisó un funcionario local contactado por teléfono. “Exhortamos a todos los habitantes a encerrarse en los refugios sin demora”, añadió

El intercambio de artillería entre las dos Coreas elevó aún más la tensión en un ambiente ya caldeado por los ejercicios militares Foal Eagle que Seúl y Washington realizan en territorio surcoreano desde finales de febrero hasta el 28 de abril y en los que participan 7.500 efectivos estadounidenses.

Corea del Norte respondió en semanas anteriores a los ejercicios, que considera un “ ensayo de invasión” a su país, con el lanzamiento al mar de decenas de proyectiles de corto alcance y dos de sus misiles Rodong de medio alcance que desataron una dura condena de la comunidad internacional.

Corea del Norte había avisado ayer por la mañana que llevaría a cabo ejercicios reales de disparos en el mar Amarillo, cerca de la frontera marítima.

Ambas Coreas siguen técnicamente en guerra desde el conflicto armado que libraron entre 1950 y 1953 y que concluyó con un armisticio y no un tratado de paz.