El gobierno y las FARC concluyeron, el pasado 8 de marzo, el ciclo 36 de sus conversaciones de paz

 12 mayo, 2015

Bogotá

Según Santos, la decisión es una respuesta al histórico alto al fuego unilateral que las FARC iniciaron en diciembre pasado.
Según Santos, la decisión es una respuesta al histórico alto al fuego unilateral que las FARC iniciaron en diciembre pasado.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que "la extrema derecha" es uno de los principales enemigos del proceso de paz que su Gobierno y las Fuezas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron hace más de dos años en La Habana.

"Hacer la paz es bien difícil y encuentra uno enemigos de todo tipo. Quiero aprovechar esta oportunidad para denunciar a uno de esos enemigos terroristas de extrema derecha que están amenazando a los defensores de derechos humanos, a los reclamantes de tierras" , dijo Santos en la instalación de la Cumbre Iberoamericana sobre Derechos Humanos, Migrantes y Trata de Personas.

Durante su discurso, Santos mostró un panfleto de los autodenominados Águilas Negras, una banda criminal nacida tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006.

En ese panfleto, la banda amenazó a un grupo de alumnos y profesores de sociología de la Universidad Nacional de Colombia (Unal) .

Águilas Negras es responsable de numerosas amenazas en todo el país, como las que dirigieron a finales del pasado año junto con otras bandas criminales contra destacados líderes de izquierdas, sindicalistas y defensores de derechos humanos.

En este sentido, Santos subrayó que ha dado instrucciones a la Policía para que persigan "a esos delincuentes porque son unos criminales.

Además, destacó que las personas amenazadas, entre las que citó a defensores de los derechos humanos, reclamantes de tierras y estudiantes y profesores, lo son "simplemente porque piensan diferente o porque se expresan de una u otra manera".

"Eso es lo que tenemos que terminar en este país señor defensor (del Pueblo), usted ha sido aliado en esa causa y por eso vamos a perseguir con toda la contundencia de la ley a quienes están originando este tipo de amenazas", concluyó.

El Gobierno colombiano y las FARC concluyeron en Cuba el pasado 8 de marzo el ciclo 36 de sus conversaciones de paz, una ronda donde las partes han continuado debatiendo el punto relativo a la reparación de las víctimas de la guerra.

Etiquetado como: