"Tengo la idea de agarrar 30 o 40 gurises (niños) pobres y llevarlos a vivir conmigo", señaló el mandatario al finalizar una reunión con empresarios el viernes.

 15 diciembre, 2013
El gobierno de Mujica ha impulsado varias leyes de tipo social. | AFP.
El gobierno de Mujica ha impulsado varias leyes de tipo social. | AFP.

El presidente uruguayo, José Mujica, reconocido por su austero estilo de vida, confesó su deseo de adoptar a "30 o 40" niños de bajos recursos, cuando finalice su mandato en marzo de 2015, informó el domingo un medio local.

"Tengo la idea de agarrar 30 o 40 gurises (niños) pobres y llevarlos a vivir conmigo", señaló el mandatario al finalizar una reunión con empresarios el viernes.

Al ser consultado sobre cuándo llevaría a cabo su idea, Mujica respondió en su habitual estilo poco convencional: "cuando me saque este sayo que me pesa", en alusión a su función como máxima autoridad del país sudamericano.

Mujica -considerado por los medios internacionales como el "presidente más pobre del mundo"- hace un culto de su estilo de vida austero y dona el 87% de su salario a programas sociales, en especial el dedicado a la construcción de viviendas para familias de bajos recursos.

El exguerrillero de 78 años, impulsor de una ley que legalizó este mes el mercado de marihuana en el país, reside junto a su esposa, la exguerrillera y senadora Lucía Topolansky, en un pequeña chacra en las afueras de Montevideo, donde cultiva flores y hortalizas.

En varias oportunidades Mujica planteó en público su idea de enseñar en su chacra tareas rurales a niños y jóvenes, algo que postergó su llegada al poder en 2010.

Etiquetado como: