2 febrero, 2015

El Cairo. EFE. Jordania continuó ayer los intentos por salvar a su piloto Muaz Kasasbeh, en manos del Estado Islámico (EI), grupo yihadista que el sábado volvió a cumplir sus amenazas al decapitar al periodista japonés Kenji Goto tras días de intensas negociaciones.

Elvocero del Ejecutivo jordano, Mohamed al-Momani, condenó, en un comunicado, la ejecución y el terrorismo del EI.

Al-Momani destacó que su país sigue “desplegando esfuerzos” para obtener la liberación de Kasasbeh, capturado por los extremistas el 24 de diciembre mientras participaba en una ofensiva aérea de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el EI.

Las tensas negociaciones entre el grupo yihadista y los Gobiernos de Jordania y Japón no evitaron que el periodista japonés fuera decapitado periodista nipón fuera decapitado , según video de la organización en el que se acusa a Tokio de participar en esa alianza en Irak y Siria.

“Jordania no escatimó ningún esfuerzo para proteger la vida del rehén japonés y salvarlo, y estaba en constante contacto y coordinación con el Gobierno japonés”, dijo al-Momani, quien agregó que “los terroristas rechazaron todos los intentos jordanos” para liberar al reportero.

A cambio, el EI exigía la excarcelación de la terrorista Sayida al- Rishawi, condenada a pena de muerte en Jordania.

Amán aceptó intercambiar a Al Rishawi por Goto y Kasasbeh, pero parece que el canje quedó bloqueado porque Jordania quería recibir antes una prueba de que el piloto estaba con vida .

En el video de la decapitación del japonés, el EI no hace ninguna alusión al militar jordano.

El EI está llevando a cabo una intensa guerra en Internet, donde continuamente amenaza e invita a atacar a los países occidentales y a todos los que participen en la lucha contra el grupo.

Etiquetado como: