1 agosto
Mujeres protestaron el martes 1.° de agosto del 2017, frente al Parlamento en Amán, para pedir la derogación de una ley que permite a un violador evitar la condena si se casa con la víctima.
Mujeres protestaron el martes 1.° de agosto del 2017, frente al Parlamento en Amán, para pedir la derogación de una ley que permite a un violador evitar la condena si se casa con la víctima.

Amán

El Parlamento de Jordania revocó el martes una cláusula de su código penal que permitía a un violador evitar el castigo si se casaba con su víctima.

En el palco de espectadores se escucharon vítores cuando los legisladores votaron por una ajustada mayoría a favor de retirar el controversial artículo 308.

La votación se celebró tras un acalorado debate en el que algunos parlamentarios alegaron que la versión enmendada de la ley era necesaria para proteger a las víctimas de violación del estigma social, ofreciéndoles la opción del matrimonio.

El Gobierno de Jordania apoyaba eliminar la cláusula. El reino se suma a países como Túnez, Marruecos y Egipto, que han eliminado normas similares sobre matrimonios con violadores.

Activistas jordanos y un grupo internacional de derechos habían instado al Parlamento a derogar la disposición en la reforma del código penal.

La idea de la reforma partió de un comité real, que recomendó revocar el artículo 308. Sin embargo, los legisladores habían propuesto enmiendas como otorgar inmunidad ante un procesamiento a aquellos que hayan tenido relaciones sexuales consensuadas con un menor entre 15 y 17 años y después accedan a casarse con el menor.

El debate en el Parlamento refleja el cisma social en el reino.

Pese a su política prooccidental y a su cosmopolita élite urbana, muchas zonas de Jordania siguen siendo conservadoras en lo social, con arraigados conceptos del honor familiar. Esto incluye la creencia de que tener una víctima de violación en la familia es algo vergonzoso y que ese "bochorno" puede expiarse a través de un matrimonio.

Human Rights Watch había pedido que se revocara la medida al considerar que el artículo 308 es "una mancha en el historial de derechos humanos de Jordania".

El grupo, con sede en Nueva York, señaló que la existencia de un agujero legal para los violadores ponía presión sobre mujeres y niñas para casarse con sus agresores, incluidas víctimas adolescentes.

El Parlamento libanés está considerando revocar una norma similar, que también se mantiene en los códigos penales de varios países de Oriente Medio y América Latina, así como en Filipinas y Tayikistán, señaló HRW.

Docenas de activistas se manifestaron el martes ante el Parlamento antes de la votación. Portaban carteles con mensajes como "El artículo 308 es una desgracia para el sistema jordano de justicia" o "El artículo 308 no protege el honor, protege al culpable".

La necesidad de "protección" a las mujeres violadas que veían algunos legisladores revela un problema fundamental en el concepto de las mujeres que tienen la ley y la sociedad jordana, afirmó Eva Abu Halaweh, directora ejecutiva de Mizan for Law, un grupo de derechos humanos.

"La ley sigue viendo a las mujeres como cuerpos, vinculadas con el 'honor'", dijo Abu Halaweh.