Corea del Norte admitió en 2002 haber secuestrado a varios japoneses

 16 marzo, 2014

Tokio

Japón y Corea del Norte planean reabrir sus relaciones diplomáticas a corto plazo, después de los avances logrados en los últimos días en el delicado asunto del secuestro de ciudadanos nipones por parte del régimen de Pyongyang.

Japón firmó por primera vez en su historia el tratado de no uso de las armas nucleares. Esa nación ha sido la única que ha sufrido ataques con ese tipo de armamento.
Japón firmó por primera vez en su historia el tratado de no uso de las armas nucleares. Esa nación ha sido la única que ha sufrido ataques con ese tipo de armamento.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, expresó hoy su satisfacción por la reunión que tuvo lugar la pasada semana entre los padres una ciudadana japonesa secuestrada hace casi tres décadas y una hija de ésta, y reiteró que el objetivo de Japón es “ resolver el tema de los secuestros cueste lo que cueste ” .

Ayer, el Ministerio de Asuntos Exteriores japonés explicó que los padres de Megumi Yokota, que fue secuestrada y llevada a Corea del Norte en 1977 cuando tenía 13 años, habían podido reunirse por primera vez con su nieta, que vive en el país comunista.

El encuentro se produjo la pasada semana en Ulan Bator (Mongolia) y fue fruto de una reunión informal entre representantes de ambos Gobiernos celebrada este mes en la ciudad china de Shenyang.

Corea del Norte admitió en 2002 haber secuestrado a varios japoneses -incluida Megumi, que según las autoridades norcoreanas se suicidó en 1994-, para asistir en labores como la formación de espías.

Abe señaló hoy su "emoción" por este encuentro, se mostró "muy contento" por su celebración y afirmó que el Gobierno había colaborado para organizarlo, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

La reunión familiar ha propiciado que ambos países comiencen a prepararse para retomar pronto las relaciones formales a través de altos representantes diplomáticos designados por las dos partes, según anunció hoy un representante del Ejecutivo nipón a la misma agencia.

Asimismo, la Cruz Roja japonesa y la norcoreana volverán a celebrar un nuevo encuentro en Shenyang los próximos miércoles y jueves en el que participarán representantes de los Gobiernos de ambos países.

Las conversaciones de alto nivel entre Tokio y Pyongyang permanecen suspendidas desde que el régimen norcoreano llevó a cabo en diciembre de 2012 el lanzamiento de un satélite, considerado por la comunidad internacional como una prueba encubierta de misiles balísticos.

Etiquetado como: