25 reactores de 15 centrales distintas solicitaron una supervisión de la Autoridad de Regulación Nuclear para su reactivación

 15 octubre, 2015
El reactor número 1 de la central de Sendai (a 1.000 kilómetros al suroeste de Tokio) se reinició a las 10:30 (01:30 GMT)
El reactor número 1 de la central de Sendai (a 1.000 kilómetros al suroeste de Tokio) se reinició a las 10:30 (01:30 GMT)

Tokio

Japón reactivó este jueves el reactor 2 de la central nuclear de Sendai, la segunda unidad de fisión que comienza a operar en el país asiático bajo la nueva normativa de seguridad aprobada a raíz del accidente de Fukushima en 2011.

Kyushu Electric Power, operadora de la planta, retiró las barras de control -usadas para inhibir el proceso de fisión- del reactor, que aún tardará varias semanas en comenzar sus operaciones comerciales. La reactivación de esta unidad llega apenas dos meses después de la del reactor 1 de Sendai, el primero en funcionar bajo la nueva normativa pos-Fukushima.

El encendido de la unidad 1 puso fin a un apagón nuclear de casi dos años en Japón, siendo el más largo en la historia del país desde que el archipiélago empezó a producir energía atómica en 1966. Sin embargo, el nuevo marco de seguridad reforzada aprobado por la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) tras el accidente provocado por un terremoto y tsunami en Fukushima no contenta a los japoneses, la mayoría de los cuales rechaza la reactivación de centrales por miedo a que se repita otra tragedia, según muestran las encuestas.

Un centenar de personas se concentraron frente a la planta de Sendai para manifestarse en contra de su reactivación, con lemas como "No a la energía nuclear" o "Paremos la central. Evitemos un nuevo Fukushima" , según informó la agencia local Kyodo.

Por su parte, el Gobierno liderado por el primer ministro Shinzo Abe defiende la necesidad de retomar la energía nuclear de cara a estimular el crecimiento económico. El Ejecutivo "mantiene su política de proceder a la reactivación de los reactores que hayan sido aprobados por la NRA, es decir, que cumplan las regulaciones más novedosas y estrictas del mundo", recalcó en rueda de prensa el ministro portavoz, Yoshihide Suga.

Tokio estima que para 2030 entre el 20 y el 22 por ciento de la electricidad procederá en Japón de centrales nucleares, una cifra ligeramente más baja que la de antes de Fukushima, cuando se obtenía en torno a un 30 por ciento de la fisión. De los 43 reactores en condiciones operativas que posee actualmente el país, 25 unidades de 15 centrales distintas han solicitado ya una supervisión de la NRA para su futura reactivación.

El terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011 provocaron en la central de Fukushima el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986.Sus vertidos y emisiones radiactivas aún mantienen desplazadas a unas 110.000 personas que vivían en torno a la central y han afectado gravemente a la agricultura, la ganadería y la pesca local.

Etiquetado como: