El cese al fuego temporal vencía hoy a las 4 p. m. hora de Costa Rica

 18 agosto, 2014

Jerusalén (AFP y EFE)

El gobierno egipcio anunció una extensión de 24 horas en la tregua entre Israel y el grupo islamista Hamás para continuar con las negociaciones de paz entre ambas partes.

En la ofensiva militar han unos 2.000 palestinos, la mayoría civiles y 64 soldados israelíes
En la ofensiva militar han unos 2.000 palestinos, la mayoría civiles y 64 soldados israelíes

El anuncio se produjo una hora antes de que expirara el cese al fuego temporal de cinco días.

En un comunicado, Egipto confirmó que no se había alcanzado un acuerdo, pero que las conversaciones para un arreglo a largo plazo en ese territorio palestino continuarán.

“Los palestinos y los israelíes acordaron extender el cese al fuego 24 horas más con el fin de continuar las actuales negociaciones” , informó la agencia noticiosa oficial egipcia.

Previamente, la embajada palestina en El Cairo afirmó en un comunicado que los mediadores egipcios aplicaban "grandes esfuerzos" para conseguir un acuerdo en las negociaciones.

El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas para Oriente Medio, Robert Serry, renovó los llamamientos para lograr un alto el fuego en Gaza con el fin de evitar nuevas escaladas bélicas como la que estalló en julio pasado.

Las declaraciones de Serry tuvieron lugar al presentar un informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en Oriente Medio y el conflicto de Gaza.

Asimismo, pidió que, "por lo menos" , la tregua que vence hoy pueda prorrogarse por ambas partes mientras siguen las negociaciones indirectas.

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores noruego, Børge Brende, informó en un comunicado de que su país y Egipto organizarán en El Cairo una conferencia de donantes para la reconstrucción de Gaza cuando se haya alcanzado una tregua duradera entre las partes.

El ministro palestino de Economía, Mohamad Mustafa, calculó hoy, en declaraciones a la prensa, en varios miles de millones de dólares el coste que tendrá la reconstrucción de Gaza una vez que acabe la ofensiva israelí.

Por su parte, el ministro de Vivienda y Obras Públicas, Mufid Hasayna, señaló que alrededor de 40.000 construcciones de todo tipo han sido destruidas o quedado dañadas, y estimó que las pérdidas pueden superar los $5.000 millones.

El movimiento islamista Hamás, que lidera la acción política y militar en la Franja, exige el levantamiento del bloqueo económico y el asedio militar que Israel impone desde hace siete años en Gaza, así como la apertura del paso fronterizo con Egipto y el corredor con Cisjordania.

Exigencias que respalda el resto de las facciones palestinas, incluido el partido al Fatah, del presidente palestino, Mahmud Abás, y que apoya gran parte de la comunidad internacional, con la Unión Europea a la cabeza.

Palestinos caminan entre los escombros de casas destruidas en barrio Shejaiya en la ciudad de Gaza.
Palestinos caminan entre los escombros de casas destruidas en barrio Shejaiya en la ciudad de Gaza.
Alrededor de 40.000 construcciones de todo tipo han sido destruidas o quedado dañadas, durante el conflicto.

Israel pide, por su parte, la desmilitarización de la Franja, condición también apoyada internacionalmente, pero que expertos como David Levy, exasesor de primeros ministros israelíes, consideran inviable actualmente.

La ofensiva militar israelí en la franja de Gaza comenzó el pasado 8 de julio y en ella han muerto más de 2.000 palestinos, la gran mayoría civiles, y también 64 soldados israelíes, mientras que unos 10.000 palestinos han resultado heridos, de ellos una tercera parte menores.

Acceso humanitario. Las autoridades israelíes impiden desde hace semanas la entrada en Gaza de investigadores y fotógrafos de las organizaciones pro derechos humanos Amnistía Internacional y Human Rights Watch con excusas burocráticas, aseguraron hoy cooperantes internacionales a la agencia EFE.

Según estas fuentes, que pidieron no ser identificadas, las autoridades israelíes están obstruyendo la investigación independiente que pretenden llevar a cabo estas organizaciones con excusas como que el paso de Eretz está cerrado.

Desde hace semanas, incluido hoy mismo, periodistas de todas las nacionalidades entran y salen a diario de la Franja a través de este paso, previa coordinación con las autoridades castrenses israelíes y el movimiento palestino Hamás.

Según la periodista Amira Haas, corresponsal del diario israelí “ Haaretz ” en Cisjordania, el Gobierno de Israel también alega que ninguna de las dos ONG está registrada en el Ministerio de Asuntos Sociales como organización humanitaria.

“ Ambas organizaciones de defensa de los derechos humanos tratan de obtener permiso de la administración civil para entrar en Gaza desde el 7 de julio ” , precisa Haas.

Etiquetado como: