Dos sobrinos del dirigente de Hamás en Gaza entre los 46 muertos de ayer

 13 julio, 2014

Gaza. AFP Gaza vivió ayer su día más sangriento desde el inicio de la ofensiva israelí destinada a poner fin a los disparos de cohetes de Hamás, una operación militar que ha dejado más de 157 palestinos muertos en cinco días.

Al menos 52 palestinos murieron ayer en los diferentes bombardeos israelíes, entre ellos, dos sobrinos del dirigente de Hamás en la franja de Gaza, Ismail Haniyeh, según vecinos que los identificaron como Nidal y Ala Malach.

Un ataque mató también a dos mujeres con discapacidad y tres resultaron heridas en una residencia para discapacitados.

El bombardeo más sangriento fue el que mató por la noche a 18 personas cuando alcanzó una casa de un jefe de la policía y una mezquita, según fuentes sanitarias. Según Israel, en la mezquita escondían armas.

En total, 157 personas han muerto y en torno a un millar han resultado heridas en los ataques israelíes desde que se lanzó el martes la operación Barrera Protectora contra la franja de Gaza, de 360 km2.

Ambas partes han desoído los llamados a un alto el fuego por parte de la comunidad internacional.

Arriba: Israelíes rescatan objetos de una casa de parientes que fue golpeada por un cohete lanzado desde la franja de Gaza hacia la ciudad de Beersheba, en el sur de Israel. Abajo: El humo sale de edificios en la ciudad de Gaza luego de un bombardeo de la aviación israelí. | AP, AFP
Arriba: Israelíes rescatan objetos de una casa de parientes que fue golpeada por un cohete lanzado desde la franja de Gaza hacia la ciudad de Beersheba, en el sur de Israel. Abajo: El humo sale de edificios en la ciudad de Gaza luego de un bombardeo de la aviación israelí. | AP, AFP

Advertencia. El ejército pidió por la noche a los habitantes del norte de la Franja “evacuar su domicilio por su propia seguridad”.

Por su parte, Hamás lanzó una nueva serie de cohetes en dirección a Tel Aviv, Jerusalén y Cisjordania ocupada, sin causar víctimas.

Dos cohetes lanzados desde Líbano alcanzaron también el sábado por la noche el norte de Israel, sin causar tampoco víctimas, indicó el ejército.

El ejército israelí aseguró haber “socavado significativamente las capacidades de Hamás”, el movimiento islamista que controla este enclave palestino superpoblado de 1,2 millones de habitantes y con un índice de pobreza del 39%, según datos del FMI de 2011.

fgdfgz dg gzdfgfhgh gffhgfh ghgfghgfhggdfg | CREDITO FOTOGRAFO
fgdfgz dg gzdfgfhgh gffhgfh ghgfghgfhggdfg | CREDITO FOTOGRAFO

A última hora de la tarde, explosiones resonaron en Jerusalén, que está a unos 80 km de Gaza. Los tres proyectiles cayeron en Cisjordania ocupada, donde hay varios asentamientos israelíes; dañaron una vivienda, pero sin causar víctimas.

Desde el inicio de la ofensiva el martes, casi 600 proyectiles han caído en el Estado hebreo y unos 140 han sido interceptados por el sistema antimisil de defensa Iron Dome (Domo de Hierro), sin dejar víctimas mortales.

Este conflicto es el más mortífero desde la operación Pilar de Defensa en noviembre de 2012. Los ataques entre Israel y Gaza dejaron entonces 177 palestinos y seis israelíes muertos.

La nueva espiral de violencia se desencadenó tras el asesinato de tres estudiantes israelíes en Cisjordania, atribuidos por Israel a Hamás, seguido del asesinato de un joven palestino quemado vivo en Jerusalén por los extremistas judíos.

En el terreno, decenas de tanques israelíes se dirigían el viernes y el sábado hacia la frontera con Gaza, donde se acantonan varias tropas. Más de 30.000 reservistas han sido ya movilizados.

“Estamos preparando las próximas etapas de la operación a fin de que las fuerzas estén listas para entrar en el territorio”, declaró a la radio militar el portavoz del ejército israelí, el general Almoz Moti.

¿Qué hacer? En el frente diplomático, los ministros de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Alemania, reunidos hoy domingo en Viena, abordarán la necesidad de llegar a un alto el fuego.

El Consejo de Seguridad de la ONU llamó de nuevo el sábado a Israel y a Hamás a acordar una tregua y a respetar el derecho internacional referente a la protección de los civiles. Los cancilleres de la Liga Árabe se reunirán el lunes para abordar esta crisis en El Cairo.

Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo el viernes que Israel resistirá toda injerencia internacional que les impida atacar a las “organizaciones terroristas que proclaman la destrucción” de Israel.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, advirtió que una escalada en el conflicto entre Israel y Gaza costaría más “vidas inocentes”.

En la franja de Gaza, las calles estaban desiertas, con excepción de los cortejos fúnebres que desfilaban bajo un calor sofocante.