3 mayo
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dirige la reunión semanal de gabinete este miércoles 3 de mayo.
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dirige la reunión semanal de gabinete este miércoles 3 de mayo.

Jerusalén

Israel anunció este miércoles una nueva reducción de su contribución a la ONU para denunciar una resolución de la UNESCO que niega, según el primer ministro Benjamin Netanyahu, el vínculo histórico entre los judíos y Jerusalén y presenta a Israel como una "potencia ocupante".

La resolución estipula que "todas las medidas (...) tomadas por Israel, una potencia ocupante, que alteraron o apuntan a alterar el estatuto de la Ciudad Santa de Jerusalén", en particular la ley de anexión de Jerusalén este ocupada desde 1967 por Israel, son "nulas y sin efecto y deben ser abolidas".

El texto, adoptado el martes por la UNESCO por 22 votos a favor, 10 en contra y 23 abstenciones, debe aún ser ratificado el viernes por el Consejo Ejecutivo de la agencia de la ONU con sede en París.

"La UNESCO aprobó nuevamente ayer una resolución absurda sobre el estatuto de Jerusalén, capital del pueblo judío desde hace 3.000 años", lanzó Netanyahu en una reunión de gobierno.

"Este hostigamiento sistemático tiene un precio", dijo a sus ministros al informarles que había ordenado "suprimir un millón de dólares adicionales a los giros de fondos a la ONU".

Este es el tercer recorte de la contribución de Israel ordenado por el gobierno en los últimos meses, para protestar contra los votos que considera hostiles al país. La contribución de Tel Aviv a la ONU pasa así de 11 millones de dólares a 3,7 millones, según un responsable israelí.

Netanyahu celebró, no obstante, "la tendencia que se mantiene" con más países apoyando la posición de Israel que en las votaciones anteriores. Agradeció, entre otros, a "Italia, el primer país europeo en anunciar su oposición" a la resolución.

Pescadores palestinos cargan sus redes dentro de un bote antes de salir a pescar en aguas del Mediterráneo, en la ciudad de Gaza. Israel suavizó las restricciones y ahora les permite navegar hasta a nueve millas naúticas de la costa.
Pescadores palestinos cargan sus redes dentro de un bote antes de salir a pescar en aguas del Mediterráneo, en la ciudad de Gaza. Israel suavizó las restricciones y ahora les permite navegar hasta a nueve millas naúticas de la costa.

El ministerio de Relaciones Exteriores israelí convocó en cambio al embajador de Suecia en Tel Aviv, Carl Magnus Nesser, para denunciar el apoyo del país nórdico a la resolución. El ministerio le dio a conocer su "amarga decepción" frente a los "votos sistemáticos" en contra de Israel, según un comunicado.

Israel ocupó la mitad este de Jerusalén durante la guerra contra los árabes en 1967 y la anexó a su territorio en 1980, declarando a la totalidad de Jerusalén como su capital indivisible.

Los palestinos quieren que Jerusalén este sea la capital del Estado que aspiran crear.

La mayoría de países miembros de Naciones Unidas rechazan la anexión de Jerusalén, y consideran que el estatuto definitivo del territorio es un tema clave que debe ser resuelto en negociaciones de paz con los palestinos.

Etiquetado como: