Primer ministro dijo que intensificará la operación militar contra palestinos

 12 julio, 2014

Jerusalén. EFE El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazó ayer las presiones internacionales y aseguró que su país seguirá adelante e incluso intensificará la ofensiva militar contra el territorio palestino de Gaza.

En un comunicado oficial, el jefe del Gobierno reveló que durante los cuatro días que lleva en marcha la operación bélica el Ejército israelí ha bombardeado más de un millar de supuestas posiciones islamistas.

Fuentes palestinas aseguran que en estos ataques han muerto más de un centenar de personas, 60 de ellas civiles y 23 niños, y alrededor de 600 han sido heridas.

“Este el cuarto día de la operación Barrera Protectora. Las Fuerzas Armadas y los servicios secretos están atacando al (movimiento islamista) Hamás con creciente intensidad. Hasta ahora hemos golpeado más de mil objetivos de Hamás, de la Yihad Islámica y otras organizaciones terroristas. Y seguimos ocupados”, afirmó.

“Continuaremos golpeando de manera dura a todos esos que tratan de atacarnos con una acción prudente que proteja nuestro hogar y a los ciudadanos de Israel”.

Llamadas. Netanyahu reveló, asimismo, que en los últimos días ha hablado con diversos líderes mundiales, incluido el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; la canciller alemana, Ángela Merkel; el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el primer ministro británico, David Cameron.

“Les he dejado a todos claro este punto. He tenido buenas conversaciones e con Obama y con Putin. A todos ellos les he dicho que ningún país puede permitir que sus civiles sean atacados sin una dura respuesta”, subrayó.

“Ninguna presión internacional puede impedirnos operar con toda la fuerza en contra de una organización terrorista que llama a nuestra destrucción”.

Según el Kremlim, Putin le pidió a Netanyahu poner fin a la operaciones, mientras que Obama se ofreció para mediar y buscar un alto el fuego.

Tanto Netanyahu como el ex primer ministro de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, excluyeron por el momento un alto el fuego.

Netanyahu también se felicitó del alto grado de eficiencia del sistema antimisiles a la hora de interceptar los cientos de cohetes lanzados desde Gaza y acusó, de nuevo a Hamás de usar a la población como escudos humanos. En total, 600 proyectiles se lanzaron desde Gaza (130 destruidos en vuelo) desde el inicio de las hostilidades.