El consejo de seguridad israelí aceptó este sábado prolongar hasta el domingo a medianoche una tregua humanitaria en Gaza, a petición de Naciones Unidas, indicó un responsable gubernamental israelí a la AFP.

 26 julio, 2014

Jerusalen

El consejo de seguridad israelí aceptó este sábado prolongar hasta el domingo a medianoche una tregua humanitaria en Gaza, a petición de Naciones Unidas, indicó un responsable gubernamental israelí a la AFP.

Activistas de izquierda israelíes encienden velas con forma de la palabra
Activistas de izquierda israelíes encienden velas con forma de la palabra "perdón" en árabe y colocar retratos de los israelíes y palestinos que fueron asesinados en el conflicto, durante una manifestación contra la guerra de Gaza, en Tel Aviv.

"El consejo aprobó la petición de Naciones Unidas sobre una tregua humanitaria válida hasta la medianoche del domingo", dijo una fuente gubernamental israelí, que pidió el anonimato.

En cambio, Hamas rechazó esa prolongación de la tregua humanitaria decretada por Israel el sábado.

"Ninguna tregua humanitaria es válida sin la retirada de los tanques israelíes de la Franja de Gaza, sin que los habitantes puedan volver a sus hogares y sin que las ambulancias que transportan los cuerpos circulen libremente por Gaza", consideró el portavoz de este movimiento islamista palestino, Fawzi Barhum, en un comunicado.

Durante 12 horas, los habitantes del enclave palestino tuvieron un respiro, con una pausa humanitaria que Israel aceptó prolongar hasta la medianoche del sábado.

Pero por la noche, las brigadas Ezzedine al Qasam, rama armada de Hamas, reivindicaron lanzamientos de cohetes en dirección al sureste de Israel y a Tel Aviv. El ejército israelí confirmo esos lanzamientos que volvieron a activar las sirenas de alarma en el país.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó el sábado a "las partes a prolongar la tregua humanitaria siete días" antes de añadir que "pedía a las dos partes la extensión mínima de la pausa humanitaria que debía concluir al final del día".

El llamamiento fue repetido en París por varios ministros de Exteriores, entre ellos el secretario norteamericano de Estado, John Kerry.

No obstante, el ejército seguirá con "sus operaciones contra los túneles", precisó la misma fuente gubernamental israelí, lo cual implica una suspensión de los bombardeos aéreos, marítimos y terrestres, pero manteniendo las fuerzas israelíes presentes, tal como fue el caso el sábado.

Todo el sábado, los habitantes aprovecharon la ausencia de combates para regresar a sus casas, que muy a menudo descubrían en ruinas.

Durante el día, 147 cuerpos fueron retirados de los escombros, según un balance de los servicios de socorro, que supera ahora los mil palestinos muertos en Gaza desde el lanzamiento de la ofensiva israelí, el 8 de julio.