Netanyahu aseguró que ningún soldado israelí será juzgado en La Haya

 19 enero, 2015
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, condena la decisión de la CPI de investigar presuntos crímenes de guerra contra Palestina y afirmó que no permitirá que ningún soldado de su país sea juzgado. | EFE.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, condena la decisión de la CPI de investigar presuntos crímenes de guerra contra Palestina y afirmó que no permitirá que ningún soldado de su país sea juzgado. | EFE.

Jerusalén. AFP y EFE. El presidente israelí, Reuven Rivlin, instó ayer a su homólogo palestino Mahmud Abas, a reactivar las negociaciones de paz, en medio de la iniciativa palestina para sentar a Israel en el banquillo de la CPI por crímenes de guerra.

“No hay otra solución que las negociaciones directas. Las iniciativas unilaterales no resolverán el conflicto, no harán más que dar más poder a los extremistas”, dijo Rivlin ante un grupo de senadores estadounidenses en visita oficial, entre ellos el republicano John McCain.

“Pido al presidente Abas: en vez de ir a La Haya (sede de la Corte Penal Internacional) o a Naciones Unidas, venga a Jerusalén. Venga a hablar directamente con el Gobierno y el pueblo israelíes”, manifestó Rivlin, después del fracaso de las últimas negociaciones de paz.

Tensión. Los palestinos se adhirieron a principios de enero a la CPI , que anunció la semana pasada la apertura de un examen preliminar, etapa previa a una investigación, sobre presuntos crímenes de guerra perpetrados por Israel desde el verano de 2014 en los territorios palestinos. Entre otros, figura el sangriento conflicto que asoló la franja de Gaza en julio y agosto pasados.

Los palestinos sufrieron otro revés en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas al no lograr la adopción de un proyecto de resolución para poner fin a la ocupación israelí.

Estas dos iniciativas han sido muy criticadas por Israel y su aliado estadounidense.

La posición del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue rotunda y dijo que no permitirá que ningún soldado de su país sea juzgado por tribunales internacionales y que la intención de la CPI de investigar a Israel es una hipocresía.

“No permitiremos que soldados del Ejército israelí afronten (un juicio) en tribunales internacionales. Quiero también decir que estos pasos no nos persuadirán de seguir haciendo lo necesario para defender al Estado de Israel y a sus ciudadanos”, afirmó Netanyahu al abrir este domingo la reunión semanal del Consejo de Ministros.

“Ya me he encontrado con este fenómeno durante mis años como embajador ante la ONU y como primer ministro, pero la decisión del fiscal (de la CPI) tiene una categoría en si misma y es la más alta hipocresía y es lo contrario a la justicia ”, aseveró Netanyahu.

En la ofensiva murieron más de 2.100 palestinos, en su mayoría civiles y en una cuarta parte niños, según distintos informes internacionales y unos setenta israelíes, 64 de ellos militares.

Netanyahu adelantó que una de las vías para luchar contra la presión de la CPI es fortalecer a Israel, entre otras formas, mediante la inmigración de judíos.

La presidencia en Israel es un cargo más bien honorífico, pero varios presidentes se han servido de él como tribuna para promover la paz.