Misión intentará convencer a París de mantener sanciones contra Teherán

 23 marzo, 2015

Jerusalén EFE Una delegación israelí de alto nivel viajó este domingo a París para tratar de convencer al presidente francés, Francois Hollande, de que frene el acuerdo en gestación sobre el programa nuclear de Irán, informó la edición digital del diario Haaretz .

La delegación israelí mantendrá reuniones de alto nivel con funcionarios franceses hoy lunes, dos días antes de que las grandes potencias e Irán retomen el diálogo en Suiza con vistas a alcanzar un acuerdo marco antes de fin de mes, agrega el diario israelí.

Israel, que ve ese programa nuclear como una amenaza a su existencia, tratará de apelar al país occidental que más reacio se ha mostrado hasta ahora al acuerdo en ciernes, Francia, con la esperanza de que sigan en vigor las sanciones hasta que Teherán cancele el enriquecimiento de uranio.

La delegación israelí incluye al asesor de seguridad nacional, Yossi Cohen, al ministro de Asuntos de Inteligencia, Yuval Steinitz, y a otros altos funcionarios del ministerio de Exteriores y de los cuerpos de inteligencia.

Siempre según el diario, la delegación aspira a ser recibida por el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, y miembros del equipo negociador con Irán, entre otros funcionarios galos.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que se opone tajantemente a lo que califica de “un mal acuerdo” – que deje en manos de Irán el enriquecimiento de uranio–, cree que se puede influir aún en el Gobierno francés, que hace unos días manifestó sus diferencias con otros miembros del Grupo 5+1 (EE. UU., Gran Bretaña, Francia, Alemania, China y Rusia).

El presidente israelí Reuven Rivlin (izq.) inició consultas con partidos políticos sobre la formación del nuevo gobierno. | EFE
El presidente israelí Reuven Rivlin (izq.) inició consultas con partidos políticos sobre la formación del nuevo gobierno. | EFE

Francia ha exigido, por ejemplo, que Irán cumpla la demanda de la Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y desclasifique los posibles aspectos militares de su programa nuclear, como condición para cualquier acuerdo.

Consenso. A raíz de esas diferencias entre EE. UU. y Francia, los dos ministros de Exteriores de se entrevistaron en Londres el sábado con sus colegas de Gran Bretaña y Alemania, en un intento de consensuar posturas.

En la cita, los cuatro ministros aseguraron que permanecen “unidos” para lograr un acuerdo con Irán, y despejaron las dudas sobre su unidad, trasladando la presión al Gobierno iraní.

“Ha llegado la hora de que Irán, en particular, tome decisiones difíciles. Nuestros negociadores, junto con los de China y Rusia, retomarán las reuniones con Irán la próxima semana en Lausana (Suiza)”, explicaron en la nota.

En tanto, en Israel, el presidente Reuven Rivlin dijo que el nuevo gobierno deberá servir a “todos los ciudadanos de Israel”.

Rivlin inició consultas con todos los partidos representados en el parlamento para escuchar sus recomendaciones antes de designar oficialmente a Netanyahu, y aprovechó la tribuna para llamar a la unidad.

Etiquetado como: