30 junio, 2015

Jerusalén. AFP. La Marina israelí interceptó este lunes, sin recurrir al uso de la fuerza, un barco de activistas propalestinos que pretendía romper el bloqueo de la franja de Gaza junto a otros tres navíos, que regresaron a su puerto de origen.

“En cumplimiento de la legislación internacional, la Marina israelí pidió al buque en varias ocasiones que desviara su rumbo”, aseguró el Ejército en un comunicado.

“Ante su negativa, la Marina interceptó el barco en aguas internacionales para impedir su plan de romper el bloqueo marítimo de Gaza”, añadió.

El barco fue escoltado este lunes por la mañana, hacia el puerto israelí de Ashdod, al norte de Gaza, donde atracó al atardecer.

Una vocera militar confirmó que se trataba del navío sueco Marianne de Göteborg, que forma parte de la llamada Flotilla de la Libertad III, un convoy de cuatro buques con militantes propalestinos que quieren romper el cerco israelí a Gaza.

El movimiento islamista Hamás , en el poder en la franja de Gaza, denunció un “acto de piratería” de Israel, y exhortó a “la comunidad internacional a salir de su silencio”.

Los otros tres navíos “cambiaron de rumbo y volvieron a su puerto de origen”.

“Esta flotilla no es más que una demostración de hipocresía y mentiras que no hace más que ayudar a la organización Hamás y que ignora todos los horrores en nuestra región”, declaró este lunes el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.