10 noviembre, 2015
La captura de los 24 miembros de Hamás llega mientras Israel enfrenta una oleada de ataques palestinos, en su mayoría apuñalamientos, en Cisjordania y Jerusalén.
La captura de los 24 miembros de Hamás llega mientras Israel enfrenta una oleada de ataques palestinos, en su mayoría apuñalamientos, en Cisjordania y Jerusalén.

Jerusalén

Las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron, este martes, a 24 presuntos miembros del grupo insurgente palestino Hamás en la localidad cisjordana de Qalqilya, dijo el ejército de Israel.

En un comunicado el Ejército israelí informa de que, en conjunción con el Servicio de Inteligencia Interno y la Policía, localizó a los cabecillas de la organización, que controlaban la actividad desde sus cuarteles generales en esa zona cisjordana, y donde supervisaban la actividad y planificaban cometer ataques.

La red estaba dirigida, guiada y financiada por miembros de la oficina general de Hamás en Catar y Gaza, asegura la nota.

Entre ellos dice que se incluyen destacadas figuras del movimiento islamista que habían sido previamente arrestadas por su participación y planificación en "actividades terroristas de Hamás".

En las pesquisas se hallaron 35.000 shekels ($9.000) que se sospecha guardan relación con actividad terrorista.

Las Fuerzas Armadas israelíes subrayan que la infraestructura de Hamás en Qalqilia es una de las más antiguas y arraigadas de toda Cisjordania.

Hamas, un movimiento insurgente islamista que controla la Franja de Gaza, ha alentado los últimos ataques, pero no se atribuyó la autoría.

La captura de los 24 miembros de Hamas llega mientras Israel enfrenta una oleada de ataques palestinos, en su mayoría apuñalamientos, en Cisjordania y Jerusalén que dura ya dos meses.

El portavoz del grupo, Sami Abu Zuhri, dijo que los arrestos no detendrán a los atacantes palestinos sino que "impulsarán la insistencia de nuestro pueblo para continuar con la intifada y hacer que la ocupación pague el precio por sus crímenes".

Etiquetado como: