Entre sus peticiones está la suspensión de toda investigación y desarrollo de centrifugadoras modernas

 6 abril, 2015
En una declaración conjunta con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, anunció que se habían acordado
En una declaración conjunta con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, anunció que se habían acordado "los parámetros clave" para un acuerdo final sobre el programa nuclear de Teherán.

Jerusalén

Israel presentó una serie de exigencias que, de ser satisfechas, harían el acuerdo final sobre el programa nuclear iraní más "razonable" para Tel Aviv que el acuerdo marco aprobado la semana pasada.

Entre estas condiciones, presentadas por el ministro de Inteligencia, Yuval Steinitz, un colaborador próximo del primer ministro Benjamín Netanyahu, figuran la suspensión de toda investigación y desarrollo de centrifugadoras modernas y la reducción del número de centrifugadoras operativas en Irán.

También citó el cierre de las instalaciones subterráneas de Fordo, la exportación fuera de Irán de las reservas de uranio pobremente enriquecido ya producido, la posibilidad de que los inspectores internacionales que supervisan el cumplimiento del acuerdo visiten "cualquier sitio (del país) en todo momento" y la exigencia de que Irán informe sobre todas las actividad nucleares pasadas sospechosas de tener una dimensión militar.

Con esa pequeña lista de modificaciones satisfecha, "seguiría sin ser un buen acuerdo, pero sería un acuerdo más razonable", afirmó Steinitz ante algunos periodistas.

El ministro subrayó que las palabras tranquilizadoras del presidente estadounidense Barack Obama a propósito de la seguridad de Israel no bastan y que por lo tanto, el acuerdo marco debería ser radicalmente modificado.

"El análisis exhaustivo (que ha llevado a cabo Israel) sobre el acuerdo marco de Lausana ha revelado el alcance de las concesiones irresponsables hechas a Irán", afirmó Steinitz.

Por ello, si bien el ministro dijo haber apreciado las garantías ofrecidas el domingo por Obama sobre el apoyo norteamericano a Israel en caso de amenaza, para Tel Aviv la opción militar "sigue sobre la mesa, aún está sobre la mesa y va a seguir ahí", afirmó.

Israel es el mayor detractor del pacto concluido la semana pasada en Lausana entre Irán y las grandes potencias sobre el programa nuclear de Teherán.

Por su parte, la administración estadounidense criticó de nuevo este lunes a su aliado, con el que las relaciones no pasan por su mejor momento.

Según el acuerdo marco concluido el 2 de abril en Lausana, "Irán va a retirar físicamente 13.000 centrifugadoras de las plantas nucleares donde se hallan actualmente", dijo la portavoz del departamento de Estado, Marie Harf. "Para ser exactos, Irán necesitaría más de dos años para reconstruir lo que tiene actualmente", precisó.

La diplomática estadounidense aseguró que su Gobierno mantiene un diálogo permanente y al máximo nivel con Israel sobre el tema nuclear iraní.

Etiquetado como: