Jurista ratifica la decisión de plantear demandas por crímenes de guerra

 5 enero, 2015

Jerusalén y Ramala. AP y AFP. El Gobierno de Israel amenazó ayer con adoptar medidas más duras contra los palestinos por haber solicitado su ingreso a la Corte Penal Internacional (CPI), un día después de congelarles la transferencia de $100 millones en fondos fiscales.

La decisión palestina de buscar la afiliación a la CPI la semana pasada enfureció a Israel y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, advirtió el domingo de que su país se opondrá a todo juicio contra sus soldados en ese órgano judicial.

“Quienes deben ser juzgados son los dirigentes de la Autoridad Palestina que se han aliado con los criminales de guerra de Hamás”, argumentó el jefe de Gobierno, quien acusa al movimiento islamista de haber utilizado a gazatíes como escudos humanos durante la última guerra en la franja , entre julio y agosto pasados.

Los palestinos dijeron sin ambages que su intención es presentar denuncias de crímenes de guerra contra Israel en el tribunal, con sede en la ciudad holandesa de La Haya .

Un jurista palestino dijo ayer que planean presentar ante la CPI una primera denuncia sobre los “crímenes” posteriores al 13 de junio del 2014, un periodo que incluye la guerra en la que murieron más de 2.000 personas en la franja de Gaza.

Se optó por la fecha del 13 de junio “porque la investigación de la comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre las violaciones de las leyes humanitarias internacionales y los derechos humanos cometidas durante la guerra de Gaza el verano (boreal) pasado se inicia a principios de junio”, puntualizó Shaauan Yabarin, director del centro jurídico al Haq y figura de la defensa de los derechos humanos en Cisjordania ocupada.

El embajador de Palestina en la ONU, Riyad Mansour, anunció el viernes en Nueva York que ya se hizo el envío de documentación para ingresar en la Corte Penal Internacional (CPI). | EFE
El embajador de Palestina en la ONU, Riyad Mansour, anunció el viernes en Nueva York que ya se hizo el envío de documentación para ingresar en la Corte Penal Internacional (CPI). | EFE

Reto a Israel. Frente a tal intención, Netanyahu dijo que Israel no se cruzará de brazos ante la decisión de la Autoridad Palestina de enfrentar al Estado hebreo.

En su reacción inicial el fin de semana al pedido palestino de adhesión a la CPI, Israel anunció que había congelado la entrega de los impuestos que recauda para la Autoridad Palestina.

Las transferencias mensuales de los tributos son fuente crucial de ingresos para el Gobierno palestino, que enfrenta escasez de recursos económicos.

El ministro para Asuntos Estratégicos, Yuval Steinitz, manifestó que Israel podría tomar medidas aún más duras.

“Si la Autoridad Palestina sigue atacándonos, doy por sentado que estudiaremos otras medidas”, indicó, sin dar detalles.

Los palestinos solicitaron su ingreso como miembros de la CPI después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas rechazó una resolución en la que se fijaba un plazo de tres años para el establecimiento de un estado palestino en territorios ocupados por Israel.

Etiquetado como: