Autoridades les atribuyen a los seis presos un delito por motivos raciales

 7 julio, 2014

Jerusalén. AFP, AP y EFE La Policía israelí detuvo a un grupo de judíos extremistas por el asesinato de un adolescente palestino, lo que provocó un recrudecimiento de la tensión en Israel.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, hizo un llamado a la calma para evitar una escalada de la violencia con Gaza.

“Las personas arrestadas en relación con este caso pertenecen, al parecer, a un grupo judío de extremistas”, declaró un funcionario israelí.

Por su parte, uno de los seis israelíes arrestados ayer en relacíon con el asesinato del menor palestino, Mohamad Abú Jedeir, quien fue quemado vivo la semana pasada en Jerusalén, confesó su participación en el crimen e inculpó al resto de los acusados, informó el diario digital Ynet .

De acuerdo con fuentes policiales y de inteligencia citadas por el periódico, los sospechosos son varios hombres jóvenes, algunos de ellos menores de edad, procedentes de la ciudad israelí de Beit Shemesh, próxima a Jerusalén.

La Policía apunta a que el crimen habría sido cometido en venganza por el asesinato de tres jóvenes israelíes , hallados tiroteados el lunes pasado cerca de la ciudad palestina de Hebrón, luego de estar 19 días desaparecidos.

El cuerpo carbonizado del adolescente de 16 años fue encontrado el miércoles en un bosque de Jerusalén oeste, horas después de su desaparición del barrio de Shuafat.

Un tribunal dictó prisión preventiva durante ocho días a cinco de los seis detenidos, a pesar de que la Policía había solicitado un plazo de dos semanas, mientras que para el sexto decretó cinco días.

Los seis son sospechosos de afiliación a un grupo terrorista, pertenencia a un movimiento ilegal, asesinato, conspiración y posesión de armas; se cree que cometieron este delito por motivaciones raciales.

Una patrulla militar israelí fue atacada ayer en las calles de la ciudad cisjordana de Hebrón durante la investigación sobre las causas de la muerte del joven palestino Mohamad Abú Jedeir. | EFE
Una patrulla militar israelí fue atacada ayer en las calles de la ciudad cisjordana de Hebrón durante la investigación sobre las causas de la muerte del joven palestino Mohamad Abú Jedeir. | EFE

Violencia. Netanyahu condenó los actos de violencia que se viven en la franja de Gaza a causa del asesinato del joven palestino y prometió que todo el peso de la ley caerá sobre los autores de este crimen .

“Israel actuará de forma calmada y responsable ante las crecientes hostilidades israelo-palestinas”, afirmó Netanyahu, unas horas después que el Ejército israelí realizara ataques aéreos sobre la franja de Gaza.

Su declaración es consecuencia de un fin de semana de enfrentamientos entre la Policía israelí y manifestantes en Jerusalén.

La tensión se mantuvo ayer en Gaza, cuando se lanzaron, desde el enclave palestino, 20 cohetes contra el sur de Israel, que contestó con una decena de ataques aéreos, sin causar heridos.

Netanyahu instó a los miembros del Gobierno a mantener la cabeza fría para manejar lo mejor posible la situación en la franja de Gaza, donde el Ejército contó el lanzamiento de 150 proyectiles contra Israel desde el 12 de junio.

El primer ministro israelí acusó al Gobierno palestino de practicar una incitación continua para la destrucción de su país.

Mientras que el presidente palestino, Mahmud Abás, le pidió ayer a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la creación de una comisión de investigación sobre “los crímenes terroristas que comete Israel”.