Reacción a pedido de adhesión a 15 convenciones internacionales

 7 abril, 2014

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al comenzar ayer la sesión del Consejo de Ministros, en Jerusalén. | EFE
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al comenzar ayer la sesión del Consejo de Ministros, en Jerusalén. | EFE

Jerusalén. AFP. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió ayer de que Israel tomará medidas unilaterales contra los palestinos si siguen adelante con sus peticiones de adhesión a 15 convenciones y tratados internacionales .

La iniciativa palestina, lanzada ya en reacción al rechazo de Israel de liberar a un último contingente de presos previsto en el marco de la reanudación de las conversaciones, “solo alejará más un acuerdo de paz”, afirmó al inicio del Consejo de Ministros.

Las declaraciones se produjeron poco antes de una reunión tripartita prevista entre los negociadores israelíes y palestinos y el emisario estadounidense Martin Indyk para tratar de salvar las conversaciones de paz reanudadas en julio bajo los auspicios de Estados Unidos.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien no escatimó esfuerzos para hacer avanzar estas conversaciones, dijo el viernes que había “límites en el tiempo y los esfuerzos” que Washington podía dedicar a este asunto, después de haber tratado de convencer a las dos partes de que superaran sus diferencias .

Pero el presidente palestino, Mahmud Abás, rechazó los llamamientos de Kerry a renunciar a sus peticiones de adhesión a los tratados internacionales, posibilitadas por el acceso de Palestina al estatuto de Estado observador en la ONU, a finales del 2012.

Y Netanyahu ignoró los llamamientos a la calma, al pedir a sus servicios que propongan una serie de medidas punitivas contra los palestinos.

“Los palestinos tienen mucho que perder con un paso unilateral. Solo conseguirán un Estado mediante negociaciones directas (con Israel) y no por declaraciones vacías ni decisiones unilaterale”, subrayó Netanyahu.

“Estamos dispuestos a continuar las conversaciones, pero no a cualquier precio”, agregó.

Los nueve meses inicialmente previstos para las conversaciones vence el 29 de abril. Israel considera que las gestiones de Abás son una violación clara por los palestinos de los compromisos adquiridos cuando se retomaron las negociaciones de paz.