21 agosto, 2016

Teherán

Irán mostró este domingo por primera vez su nuevo sistema antiaéreo, comparable al S-300 ruso y construido localmente cuando el país estaba bajo sanciones internacionales, lo que demuestra la determinación de la República Islámica en desarrollar sus capacidades militares.

Las imágenes muestran al presidente Hassan Rohani y a su ministro de Defensa Hossein Dehghan ante el nuevo sistema, denominado Bavar 373.

En mayo pasado el general Dehghan ya había anunciado que el "sistema antiaéreo iraní Bavar 373" era "capaz de destruir misiles de crucero, drones, aviones de combate y misiles balísticos". El sistema puede también destruir "varios objetivos a la vez", había precisado.

Por su lado, el presidente Rohani indicó en un discurso que el presupuesto militar de Irán se ha duplicado, comparado con el del año pasado.

"Si somos capaces de negociar con las potencias mundiales, es gracias a nuestra fuerza nacional, a nuestra unidad nacional", dijo el presidente.

Irán decidió lanzarse en este proyecto cuando Rusia suspendió el contrato para la entrega del sistema S-300 en el 2010 debido a las sanciones internacionales contra Teherán.

Irán y Rusia habían cerrado en el 2007 un contrato para la entrega de este sistema, pero en 2010 Moscú lo suspendió debido a una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra el controvertido programa nuclear iraní.

En el 2015, poco antes de llegar a un acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, Rusia volvió a autorizar la entrega de los S-300, parte del cual fue recibido por la República Islámica.

Estados Unidos e Israel criticaron la entrega de este sistema S-300 a Irán, que hace difícil un ataque contra las instalaciones nucleares del país.

El presidente Hassan Rohani y su ministro de Defensa Hossein Dehghan junto al nuevo sistema, denominado Bavar 373.
El presidente Hassan Rohani y su ministro de Defensa Hossein Dehghan junto al nuevo sistema, denominado Bavar 373.

"No queríamos hacer una versión iraní del S-300, queríamos construir un sistema iraní, lo que hemos hecho, y decidimos llamarlo Bavar 373. Este sistema tiene todas las capacidades del S-300", declaró el sábado Dehghan.

Estados Unidos sigue imponiendo sanciones a Irán, debido a su programa de misiles balísticos y su apoyo a ciertos grupos como el Hezbolá libanés o grupos palestinos, considerados "terroristas" por Washington.

Pero tras la conclusión del acuerdo nuclear, que entró en vigor en enero pasado, Irán continúa desarrollando sus capacidades militares y balísticas.

Paralelamente a las imágenes mostradas sobre el sistema Bavar 373, Rohani también presentó el primer motor turbo-reactor construido por ingenieros de la industria de Defensa.

"La República islámica de Irán forma parte de los ocho países en el mundo que domina la tecnología para la construcción de estos motores", afirmó por su lado Dehghan.

Según él, "este primer motor turbo-reactor tiene una capacidad de vuelo de 50.000 pies (...) y puede ser instalado en aviones de un peso máximo de 10 toneladas".

En el motor está marcada la inscripción "Ma mitavanim" ('Podemos', en persa) que recuerda el eslogan de la campaña electoral del presidente estadounidense Barack Obama ('Yes we can') pero también una frase repetida numerosas veces por el expresidente conservador iraní Mahmud Ahmadinejad.

Etiquetado como: