24 julio, 2015

Bagdad EFE El ministro iraquí de Defensa, Jaled al Obaidi, pidió ayer a su homólogo estadounidense, Ashton Carter, en Bagdad, más ayuda para luchar contra los yihadistas y para reconstruir las zonas dañadas por el conflicto en Irak.

El Ministerio de Defensa iraquí precisó en un comunicado que Al Obaidi pidió que se le ofrezca “más ayuda (a Irak) en los ámbitos que les permitan enfrentarse a las fuerzas del terrorismo y vencerlas”.

Ambos responsables se reunieron en Bagdad después de una visita sorpresa de Carter, quien llegó en la mañana de jueves a la capital iraquí como parte de su primera gira a la región de Oriente Medio desde que asumió su cargo en febrero.

Carter llegó a Bagdad con el fin de abordar, precisamente, la lucha contra el Estado Islámico (EI), que controla una importante provincia iraquí a pesar de los bombardeos de una coalición dirigida por EE. UU.

Ashton Carter (izq.) y Taleb Shegati al-Kenani, jefe de las fuerzas antiterroristas de Irak. | AFP
Ashton Carter (izq.) y Taleb Shegati al-Kenani, jefe de las fuerzas antiterroristas de Irak. | AFP

Al Obaidi insistió también en que su país necesita más apoyo de las naciones amigas para consolidar la ayuda humanitaria y la reconstrucción de las zonas dañadas por el conflicto entre las fuerzas iraquíes y el EI.

Por otra parte, explicó que su Gobierno está reconstruyendo las Fuerzas Armadas iraquíes según una estrategia que pretende preparar “un Ejército de calidad, profesional, armado, equipado, entrenado y pequeño”.

El Ejército iraquí sufrió un gran golpe psicológico cuando el EI tomó control de la provincia de Nínive en junio del 2014, lo que coincidió con el destape de graves casos de corrupción interna.

Carter comenzó su gira en Israel y llegó a Bagdad procedente de Jordania.

En ese país se comprometió a seguir colaborando con Amán en la lucha contra el EI, en la que el reino hachemí participa a través de su contribución a la coalición internacional liderada por Estados Unidos que bombardea a los yihadistas en Irak y en Siria.

Antes de ir a la capital jordana, Carter hizo escala en Arabia Saudí, donde se reunió con el rey Salman bin Abdelaziz y con el príncipe heredero y ministro de Defensa, Mohamed bin Salman.

El secretario de Defensa dijo en Yeda que está previsto que el monarca saudí visite EE. UU. el próximo otoño para reunirse con el presidente Barack Obama, informó la agencia oficial de noticias saudí SPA.

Además de la lucha antiyihadista, el enviado de Washington busca tranquilizar a sus aliados en Oriente Medio respecto al pacto nuclear con Irán, que los países árabes sunitas temen que refuerce la postura de Teherán a nivel regional e internacional.