2 junio, 2015

Lagos. AFP. El balance del incendio de un camión cisterna cuyo conductor perdió el control junto a una estación-carretera en Onitsha, aumentó a 69 muertos, declaró ayer la Cruz la Roja.

“El conductor perdió el control y se precipitó sobre una estación de autobuses, cerca de una rotonda en Onitsha”, capital comercial del estado de Anambra, dijo el vocero de la Policía, Uchenna Ezeh, refiriéndose al accidente del domingo.

Un responsable de la Cruz Roja con sede en Abuya, la capital, declaró que sus colegas en el lugar confirmaron la muerte de 69 personas por el incendio ocurrido el domingo, y agregó que numerosos heridos sufrían graves quemaduras y que el balance podría aumentar. La cifra anterior era de 37 muertos.

Todavía no ha podido determinarse la causa por la cual el conductor perdió el control del vehículo, añadió Ezeh.

Además, una docena de autobuses y varias motos resultaron destruidos por el incendio, señaló la fuente policial.

El gobernador del estado de Anambra, Willie Obiano, lloró al visitar el sitio de la tragedia, la noche del domingo. Los funcionarios locales le dijeron que el camión estaba cargado con gasolina cuando sus frenos fallaron y se estrelló contra la estación de autobuses en Onitsha, la capital del estado.

Los familiares realizaron la visita a las morgues ayer, para tratar de identificar a los familiares desaparecidos.

Estos accidentes son comunes en Nigeria , donde muchas carreteras están llenas de baches y los camiones suelen ser viejos o sin el debido mantenimiento. Con frecuencia, los conductores son obligados por sus patronos a realizar frecuentes viajes de larga distancia casi sin descansar, lo que favorece los siniestros.

Los accidentes de camiones cisterna son extremadamente mortales en el país porque mucha gente suele acercarse al lugar para recoger el combustible derramado.

En julio del 2012, en el sur del país, más de un centenar de personas murieron quemadas después de que un camión cisterna se volcara.

Etiquetado como: