Unas 200.000 personas se encuentran sin electricidad

 15 septiembre, 2014

México

El huracán Odile impactó hoy contra las zonas turísticas del estado mexicano de Baja California Sur, en el noroeste del país, causando graves daños a la infraestructura urbana, inundando amplias áreas y obligando a evacuar a unas 11.000 personas, aunque sin ocasionar víctimas mortales.

Odile, que alcanzó la categoría cuatro de la escala Saffir-Simpson (de cinco niveles) , se degradó paulatinamente hasta la categoría uno durante su trayectoria a lo largo de la Península de Baja California, aunque se mantiene la alerta máxima en la región debido a la fuerza de sus vientos y lluvias.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indicó que el fenómeno está a 70 kilómetros al sureste de Loreto y desarrolla vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y se desplaza al noreste a 20 kilómetros por hora.

Aunque la fuerza del huracán se redujo, el fenómeno aún genera intensas lluvias y fuertes vientos, por lo que se mantiene la alerta en la región.

Por su parte, la Secretaría de Gobernación (Ministerio de Interior) precisó en un comunicado que los municipios de Los Cabos y San José del Cabo se encuentran incomunicados debido a los daños y las inundaciones causadas por el fenómeno.

Se estima que más de 200.000 personas se encuentran sin electricidad en todo el estado.

Gobernación agregó que algunos hoteles, que funcionan como refugios temporales de miles de turistas, están aislados por las inundaciones en sus accesos, donde grupos de auxilio tratan de asistirlos.

Etiquetado como: